.

.

___

¿A qué tipos de sumisas rechazan los Dominantes?
Como siempre digo, comparto entradas que tengo en mi diario esclavo, ese diario que mi Amo me ha pedido retomar y que revisándolo he decidido compartir con todos... Dejo saber que son mis pensamientos, mis sentires y mis opiniones, son nada mas que mis humildes experiencias en los años que llevo practicando el BDSM (31 años para ser exactos, que se dice pronto)... Y que por esa sencilla razón no lo dejo expresado en otro lugar, sino en el que corresponde, en mi blog personal de la web... Y esta entrada habla de las mujeres que tienen el rol sumiso...
 
Las sumisas tienen al igual que nuestro lado no BDSM, diferentes personalidades, muchos mundos y muy diferentes pero al final siempre son iguales... MUJERES...
 
Y sus comportamientos al igual que decimos de las mujeres 'vainillas', los Doms huyen de ciertas sumisas tal cual los hombres de cierto tipo de mujeres.

Lógicamente muchas sumisas cuando están con un Dom se preguntan qué es lo que pretenden de ellas pero algunas desde el principio comienzan a tener actitudes extrañas. Lo que muchas veces olvidamos es ¿cómo nos ven entonces los Dominantes?, ¿Y cómo les afecta a ellos? Sí, Ellos también se apartan de cierto tipo de sumisas.

A continuación presento un pequeño resumen que espero identifique su perfil y comportamiento. Estas conclusiones están basadas en conversaciones mantenidas durante muchos años con algunos Dominantes que me dejaron saber lo que les disgusta de una mujer sumisa o sencillamente las percepciones o sentimientos que les alejan de ellas desde la primera vez que han hablado o al tiempo de darse cuenta que ellas encajan dentro del molde de sumisas que los Doms repelen. Entre estos prototipos aquí mencionados se destacan las sumisas que buscan manipular a los Doms, y las sumisas que piensan que mediante el coqueteo con otros Doms provocan los celos de sus Amos actuando de esta forma constantemente:

1. Imprudente. Este tipo de sumisa se comporta en público de manera incorrecta, no hablamos de kedadas sino cuando salen de manera privada con sus Doms. Bebe mucho y se mete en disputas. Gusta de gritarle al personal de servicio, utilizar un vocabulario vulgar y con volumen elevado, actúa de forma descarada al decirle a cualquier hombre que la observe: "¿Qué diablos estás mirando?" Se siente reforzada por la presencia del Dominante al que acompañan, pero no se da cuenta que su comportamiento le avergüenza y que posiblemente su actuación está provocando el final de la relación. A continuación, al verse rechazadas, suelen criticar y elevar malos comentarios sobre El que afectan a su reputación hasta que son descubiertas y pierden toda credibilidad.

2. Misionera. Se siente "iluminada". Este tipo de sumisa cree que sólo ella conoce la mejor manera de comportarse y actuar, la suya es la mejor manera de llevar la sumisión y se consideran el gadget perfecto. El problema con este tipo de sumisa no está en que se cree sabia, sino que busca convencer a los que la rodean que sólo ella tiene la razón, suele ser muy crítica con las demás poniendo en evidencia sus defectos para darles "lecciones magistrales", suele ser mala compañera y amiga. Su constante crítica hacia las demás y sus defectos hacen que se pierda el interés por ellas.

3. Celosa. Estas sumisas no le temen a los escándalos, por ello se les facilita hacer una escena de celos en ¡público! Pueden muchos Doms caer fáciles en sus manos, porque solucionan los problemas de pareja BDSM con una sesión fuerte y/o sexo fuerte. Ese comportamiento denota baja autoestima y su comportamiento es peligroso pues al ver posible competencia en otras sumisas, se entregan poniendo en peligro su integridad pensando que es la forma de retener a sus Dominantes. Su actitud hace que la relación pueda ser peligrosa al sufrir accidentes y añade una tensión innecesaria a la misma.

4. Controladora. Este tipo de sumisa suele mostrarse como personas lindas y coquetas. Una vez que te han "ligado" se vuelven posesivas y manipuladoras, incluso, a nivel sexual. Olvidan su rol de sumisión y pretenden dictar la pauta durante la sesión o la relación de D/s en general. En realidad tiene un comportamiento más de 'Switch' que propiamente sumiso, condicionando la actuación de su Dominante, quien al dar muestras de debilidad y falta de confianza, es apartado al no satisfacer sus necesidades.

5. Sabia. Se inmiscuye en cada aspecto de la vida de los Doms, sólo para señalarles "sus errores"; le gusta imponer su estilo de vida, garantizando que es el mejor. Si tienes una relación con una sumisa así, pronto terminarás comiendo y vistiendo lo que ella escoja sin darte cuenta. Llega a ser obsesiva y crea tal tensión que el Dominante está deseando descansar quedándose solo.

6. Coqueta. Esta sumisa es de mucho cuidado. Tiene grandes habilidades eróticas. Maneja una actitud de cazadora; tiende a mentir y no le gusta entablar relaciones a largo plazo. Sólo le interesa el hoy y el ahora. El beneficio del momento. Consideran al Amo de turno como uno de los más deseados del momento, si ven a otro Dom que ante los demás se ve en alta estima, correrán detrás de su nueva presa. Son coleccionistas de trofeos, tienen que demostrar que son deseadas y cuando consiguen su objetivo, se aburren y lo apartan. Más que sumisas, son mujeres a las que, aprovechándose de su atractivo, les gusta mantener relaciones sexuales con morbo ridiculizando el verdadero sentimiento sumiso de las demás.

7. Desesperada. Ella hará cualquier cosa por estar en una relación de BDSM. Normalmente son personas que no se gustan, por apariencia física, edad, etc. Renuncian a sus gustos y sentimientos por mantener la relación, pueden ser maltratadas por sus Dominantes al no ser respetadas y su relación es un auténtico calvario. Aunque mantienen la relación, se sienten insatisfechas y con el tiempo ese sentimiento lo transmiten haciendo que se pierda interés por ellas, rompiéndose la relación y añadiendo un nuevo capítulo de frustración a los anteriores.

8. Interesada. Esta sumisa persigue carteras. Esta sumisa usa sus encantos femeninos para atraer a los Doms; apelando a su cerebro "inferior" (según ellas, claro está). Una vez que conquista y entra a la relación D/s comienza a ‘manipular’ la relación esporádica hasta tratar un 24/7, una relación que pueda resolverle su problema económico, de vivienda, alimentación, etc… E incluso puede llegar a hacer sentir al Dom en cuestión con un sentimiento de culpabilidad o llamémosle 'chantaje emocional', si es que la sumisa ha ‘dejado’ TODO por irse a su lado. La relación BDSM es el precio que pagan por su "vida fácil y segura", no tienen un verdadero sentimiento sumiso y siempre se corre el riesgo de que encuentren un "benefactor" con mejor potencial.

9. Resentida. Está sumisa está llena de rabia y antipatía hacia su ex Amo. Tal vez, no la llegó a satisfacer lo suficiente en su lado masoquista, no sé bien, pero es una deducción del Dom que me lo comentó. El problema se inicia si el Dom le recuerda a su ex Amo, pues se puede convertir en una persona ‘agresiva sexual’ (en donde en una sesión desea llegar a unos extremos que no van de acuerdo a los pensamientos y sentimientos del Dom actual) o en alguien que coquetea en exceso para llamar la atención del Amo, tratando de provocarle celos en todo momento. En el fondo es una coraza que oculta frustración y su forma de resarcirse es castigar a su Dominante actual llevándole a límites o situaciones que sabe le desagradan.

10. Cazadora. Estas sumisas son sexys, sexuales y, generalmente, tienen buen físico. Son egoístas y vanidosas. Usan su cuerpo para convencer a los Doms, sólo necesitan usar un vestido corto color negro para hacer que cumplan su voluntad. Su belleza le sirve para acabar con el sentido común de los Doms en un principio. A su voz se le puede comparar con el canto de una sirena. Les gusta participar en eventos en los que están rodeadas por una corte de "Dominantes", disfrutan jugando con ellos y demostrándoles quien manda en realidad, suelen evolucionar a Dóminas y ser muy severas con sus sumisos. En realidad carecen de sentido de sumisión.

En conclusión, puedo decir que a la larga el tiempo pone a cada cual, a cada relación y a cada cosa en su respectivo lugar. Puede que el Dominante entre en la relación en principio engañado o impresionado de las primeras conversaciones que demuestran este tipo de sumisas, lo que sí sucede es que al cabo del tiempo, esos 'trucos' no les funcionan y las relaciones terminan muy mal, de manera muy hostil y con un comportamiento de una mujer sumisa que deja mucho que desear. Se encaprichan, se obsesionan con estos Doms y luego de terminadas las relaciones les hacen la vida de cuadritos a Ellos hasta que el tiempo, la distancia y de manera en que el Dom sencillamente ignora a la sumisa ponen punto final definitivo a la relación que desde un principio no fue sincera por parte de la sumisa. Mucho se dice de que es el Dom el que generalmente engaña a la sumisa con falsas promesas, pero también aunque cueste reconocerlo, muchas sumisas van con un plan predefinido tras un Dom en específico que reúna esos requisitos que ellas buscan.

Esta entrada va dedicada a ciertas clases de sumisas, pero tengo que señalar que tampoco todos los Dominantes son unos "benditos" pero hoy no hablo de ellos, sólo comentar que si existen estos casos de sumisas se debe a que no han sido atendidas ni EDUCADAS correctamente, al fin y al cabo no debemos olvidarnos del rol y responsabilidades que mantiene cada uno dentro de una relación BDSM.
 
 
Niobe_ArkadiusN Apr.02.2018 7 1048
7 votos
Post info
Apr.02.2018 (hace 619 dias)
Acciones
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina