Articulo

Con demasiada frecuencia escucho historias de [email protected] que son infelices en su relación debido a que sus compañeros no se preocupan por sus orgasmos o en escuchar sus necesidades sexuales. Algunos Dominantes van tan lejos como para decir que solo deben recibir placer al ser utilizados, dijeron que preguntar acerca de sus propios deseos sexuales es topinear o que la [email protected] no se preocupa por las necesidades del Dom necesidades pidiendo algo durante el sexo. Todas esas cosas pueden ser señales de la falta de comunicación o por lo menos de una incompatibilidad en la pareja. Lo que necesitas saber acerca de tus necesidades sexuales como una sumisa es que son importantes y tu voz impoprta (a menos que hayas consensuado que no lo spn). Incluso si tus necesidades sexuales son sentirte como un objeto y ser usada, esas necesidades tienen que tener una voz y con demasiada frecuencia los sumisos que hablan conmigo no están seguros de cómo expresar esas necesidades.

Déjame decirte que no es un camino fácil, como podrás imaginar.

Cada vez que tenemos que hablar acerca de nuestra vida sexual con otros hay significativos sentimientos de aprensión y malestar. No queremos que piensen que somos desgraciados o que estamos criticando su desempeño. Así pues, ¿simplemente lo ignoramos y tratamos de trabajar más allá de los problemas como si solo fueran nuestro problema? Con demasiada frecuencia la pregunta es: "¿Cómo puedo enfrentarme con él sino me da lo que deseo en el sexo?", Cuando la verdadera pregunta es, "¿cómo puedo hablar con él acerca de mis necesidades y como lo trabajaremos para conseguir que esto cambie?"

¿Por qué importan tus necesidades sexuales?

Es el tema del día, ¿no?

Aparte de satisfacer tu placer, tus necesidades sexuales son tan importantes como cualquier otra necesidad que tengas en una relación; desde el amor o la felicidad, la confianza y la honestidad, ser cuidado o cualquier otra cosa que haya determinado como necesidad en una relación. Cuando eliges ser [email protected] de alguien, tus necesidades no son relegadas a favor de las suyas. Todas las relaciones funcionan mejor cuando las necesidades de ambas partes son satisfechas e incluso más éxito cuando tus deseos pueden ser satisfechos también.

Sin duda, la mayoría de las relaciones implican sexo. Si entras en una relación íntima con alguien, va a haber sexo. Vamos a tomar eso como un hecho. Seguro que hay excepciones a la regla, pero sigue conmigo aquí. Cómo comunicar tus necesidades sexuales Llegaste a la conclusión de que necesitas hablar de tus necesidades sexuales. O has comenzado a hablar de sexo o estás en un punto donde tienes que volver a insistir en la importancia de tu papel en la relación sexual. Admito que he tenido esta charla una o dos veces, por lo general porque soy quien omite sus necesidades, y es difícil estar en el extremo receptor. Pero también ha sido un momento de crecimiento y realización. En general es una cosa fuerte que tu compañero te pida te preocupes por sus necesidades sexuales. Averiguar exactamente lo que necesita tu pareja: Admítelo. Somos bastante buenos en saber lo que no estamos recibiendo cuando se trata de sexo. Pero con decirle a tu pareja no vas a solucionarlo.

¡Tienes que ser capaz de poner en palabras de que forma necesitas que se haga para conseguir lo que no tienes. Yo no sé ustedes, pero KnyghtMare siempre quiere saber cómo puede ayudar o arreglar lo que está mal.

No pidas cosas que sabes no te pueden dar: Si deseas explorar la sumisión, pero su pareja no tiene un hueso dominante en su cuerpo, que le pidas te domine sera una receta para el rechazo.

Hay cosas que tu podrías considerar no forman parte de tu vida sexual y que tu pareja podría querer intentar. Saber estas cosas no significa que tienes que satisfacerlas. Pero el compromiso de ambos podría ser la única solución. Si te falta algo, encuentra una manera delicada de expresarlo: Es una cosa difícil de oír que no estás complaciendo a tu pareja de la manera que pensabas. Encontrar una manera compasiva de decirselo hace a alguien más receptivo al cambio, mejora y abre la exploración.

Llenalo de elogios antes de compartir un pensamiento negativo: En correlación con el tip anterior, asegúrate de aumentar su confianza sexual antes decirles algo que podría desinflar su ego. Algo tan simple como: "Cariño, me encanta la forma en que mordisqueas mi cuello, pero a veces eres demasiado feroz. ¡Vamos a trabajar en que sea más caliente para los dos! " >Escucha: Soy terrible en dar mis respuestas antes de que la persona haya dejado de hablar. Pero este es un tema delicado de compartir con otra persona asi que trata de concentrarte en lo que está diciendo antes de responder. Dale toda su atención.

Probablemente tuvo muchas agallas para hablarte sobre tus necesidades y deseos sexuales de forma que respeta sus deseos y escucha. ¿Qué si no estoy buscando placer sexual? Hay relaciones D/s donde el sumiso es un objeto, especialmente un objeto sexual. En muchas de estas situaciones se ha acordado que las necesidades sexuales del sumiso no son una prioridad. Eso no quiere decir que nunca consigan lo que quieren, pero que durante el sexo juegan el Dominante puede ignorar los deseos sexuales del [email protected] por completo e [email protected] como un objeto. También puede incluir juegos de dolor y empujar más allá de los límites del [email protected] (aunque no es tan común).
Si no estas buscando satisfacer tus necesidades sexuales en tu relación, o quieres ser un objeto sexual, igualmente eso no te exime de dar a tu pareja todo lo que necesita del sexo. Así que esta charla probablemente pueda aparecer al menos al comienzo de una relación. Tomado de: http://www.submissiveguide.com/2015/08/why-your-sexual-needs-matter-in-a-ds-relationship-or-any-relationship/
Traducido por eli{ACH} si ven errores en la traducción por favor corríjanme

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina