Articulo

Antes de empezar diré que lo más sensato cuando no se sabe de algo… es no meterse. Y no quiero decir con ello que no debamos experimentar y vivir situaciones nuevas y enriquecedoras, si no que el sentido común y la sensatez es lo más sano que existe siempre.

No cabe duda de que un botiquín siempre va a depender de quien lo use, del mismo modo que una caja de herramientas nunca es la misma en dos casas diferentes, un botiquín tampoco lo es, puesto que contiene herramientas apropiadas para quien sabe usarlas. Si no sabemos para qué sirve una llave de allen…. Para qué la queremos? No obstante… todo el mundo tiene destornilladores, alicates, martillo, ….

Heridas

Lo primero que debemos tener, es lo que tendríamos en cualquier botiquín casero. Un desinfectante para las posibles heridas, a base de yodo (uno de los más efectivos y polivalentes como el betadine = su elemento principal es la povidona) y otro opcional a base de clorhexidina (con dos concentraciondes diferentes, ya sea para piel como la cristalmina, o para mucosas, como el Perio-aid o el Gingi-lacer). Para las mucosas también existe un betadine vaginal con una concentración menor para mucosa genital (vagina o glande) y un betadine bucal. 

Hay que saber que no debemos usar el betadine estándar (el de la piel) en las mucosas, por la irritación que producirá, ni el bucal o el de mucosas en piel (por su escasa efectividad). Y lo mismo decimos para la clorhexidina. 

Desinfectantes como el alcohol, el mercurocromo, o el agua oxigenada, hoy día no se usan prácticamente en la clínica diaria, por su escasa efectividad (es lo que tienen los bichitos, que con el tiempo aprenden), y en el futuro saldrán nuevos que desbancarán a los que se usan hoy.

En el hipotético caso de que se produjese una herida hemorrágica, lo que hay que hacer es comprimir la herida con un paño/compresa. Si se presiona lo suficiente dejará de sangrar, y si no… acudir a un profesional. NADA DE USAR TORNIQUETES. Eso es para las películas. Siempre harán más daño que beneficio. 

Golpes y quemaduras

Como en cualquier botiquín también es sensato disponer de algún analgésico, tipo paracetamol ó ibuprofeno, teniendo en cuenta la lógica de respetar las alergias medicamentosas, y que el ibuprofeno debe ingerirse con alimento, para no potenciar más aún su problema gastroerosivo. Si se usan con sentido común no es normal que lleguen a dañar a nadie. (Nadie que se medique con sintrom o que padezca ulcera debe tomar ibuprofeno, pero eso es algo que quien está en esa situación sabe).

En cuanto a cremas para suavizar la piel después de “martirizarla”… cualquier crema hidratante cumplirá su función, y más concretamente el típico aftershave o aftersun que podemos usar normalmente. No hacen falta cremas especiales. No nos van a servir para nada. No usemos nada para calmar las quemaduras, no nos van a ayudar. Nada de furacin, ni de silvederma, ni nada por el estilo. Si alguien se ha quemado (con una vela por ejemplo) enfriar la zona rápido, con agua fría (nunca con hielo), y cuantas menos “guarrerías” echemos, mejor. Asi si necesitamos una valoración profesional, más sencillo será el diagnóstico. Y por favor, que a nadie se le ocurra echar nunca pasta de dientes. ESO ES MALÍSIMO. Deshidrata la zona, se adhiere al epitelio, y solo produce una falsa sensación de frescor por el mentol que lleva. 

El famoso Thrombocyd no es peligroso (salvo para quien sea alérgico ó tenga algún tipo de coagulopatía) pero tampoco hará ningún milagro. Si el traumatismo ha sido lo suficientemente importante como para producir hematoma… el hematoma saldrá. Es mejor usar hielo (nunca directamente si no a través de un paño grueso), 5 minutos cada media hora para no dañar la piel.

El uso de una venda tampoco será aconsejable, para las heridas mejor los apósitos y la desinfección, y para las articulaciones que necesitan valoración…. un profesional. Un vendaje que no se pone bien (cosa que ocurrirá siempre a quien no sabe) no inmoviliza, y dificulta una correcta circulación sanguínea. Evitar su uso es lo más sensato. 

Alergias

El utilizar medicaciones como corticoides (urbason) o adrenalina está completamente fuera de lugar. No habrá prácticamente ninguna situación en la que sea necesaria, y seguro que utilizarlo será más peligroso que práctico. Las posibles reacciones alérgicas que se puedan producir por la aplicación de algún producto… generalmente no pasarán de una molesta urticaria, cosa que a pesar de la insistencia de los pacientes… se quita con el tiempo. La necesidad de utilizar un corticoide en reacciones alérgicas cutáneas está habitualmente sobrevalorada. Solo calmará durante las primeras horas y tras su efecto (8 h) el cuadro retornará con una intensidad similar a la inicial. La adrenalina (fármaco milagroso donde los haya) es algo lo suficientemente peligroso como para que nadie (ni siquiera un profesional) lo queramos usar fuera de una emergencia vital. No creo que se dé el caso en ninguna sesión, y si se diera, dudo mucho que los participantes fueran capaces de usarlo con algún resultado. 

Hipotermia 

El uso del frío como elemento martirizador puede desembocar en algunas situaciones desagradables.

El uso del hielo puede provocar quemaduras en piel y en mucosas sobretodo. Debemos ser sensatos a la hora de aplicarlo, máxime en las mucosas donde el tiempo de aplicación debe ser mínimo. 

La momificación es una técnica en la que se envuelve al sumiso por completo, impidiendo así la más mínima movilización. Para ello es común utilizar plástico transparente (el de envolver los alimentos por ejemplo) que consigue una inmovilización muy efectiva, con un efecto estético muy llamativo. El plástico tiene un problema, y es que no permite el paso de aire. Evidentemente debemos mantener una vía para la respiración (eso lo sabe cualquiera), pero lo que también impide es la transpiración y eso no todo el mundo lo tiene en cuenta. Eso va a provocar hiperestimulación de las glándulas sudoríparas. Hay que tenerlo muy en cuenta, porque al liberar al sumiso de su embalaje de plástico, se producirá un enfriamiento brusco. Hay que tenerlo en cuenta y tener a mano elementos de secado como toallas para envolverlo y calentarlo. 

Síncope y mareos diversos

Una de las situaciones más comunes que se nos puede dar en una sesión D/s, (como en cualquier situación de stress) es el sincope.

No cabe duda de que las sesiones D/s son momentos muy deseados, en los que la descarga de adrenalina puede ser brutal. Esto determinará el aumento de nuestra tensión arterial, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, etc…. Pero puede no obstante darse la paradoja de provocar el colapso por diversas vías:

1.- Hiperventilación: El aumento de la ansiedad, deseo, stress, determina que aumentemos innecesariamente nuestra frecuencia repiratoria (cosa de la que por supuesto no seremos conscientes) y la eliminación de CO2, por complejos mecanismos químicos que se salen del nivel de la disertación, conllevan la subida del pH sanguíneo. La alcalosis respiratoria producida puede ser tal que provoque molestas contracturas musculares (manos en pinza, hormigueos y calambres en diferentes partes de nuestro cuerpo) y finalmente la pérdida de conocimiento. Lo más importante llegado este punto, es no asustarse. Si hemos visto aumento de la frecuencia respiratoria del sujeto basta simplemente con hacerle respirar dentro de una bolsa, para aumentar la presión parcial de CO2 inspirada y corregir así el desequilibrio. Pero aún asi, tenemos que saber que la situación se resolverá por si misma en pocos minutos y lo único que tenemos que evitar es que la caída del sujeto sincopado le produzca daño.

2.- Síncope vaso-vagal: El stress y nerviosismo provocado por la situación (unido o no al placer desencadenado), determinará un desajuste en el sistema autónomo que desembocará en bajo gasto cardiaco y baja tensión arterial. Eso concluye en una sensación de mareo y calor que “sube por el cuerpo”, y que ojo…. A veces no da tiempo a que el sujeto termine la frase, perdiendo cualquier tono muscular y cayendo al suelo si no es sujetado. Al igual que en la situación anterior, el único problema que arrastra es el posible traumatismo de la caída. Basta con colocar al sujeto en decúbito y trendelemburg (tumbado boca-arriba y elevar las piernas) para que todo vuelva en segundos a la normalidad.

El calor intenso puede provocar situaciones similares, así como la manipulación anal y rectal. No nos olvidemos por tanto de retirar cualquier objeto de la boca del sujeto sincopado, si lo hubiere, así como del resto de los orificios ocupados, y no lanzarnos a hacer maniobras peliculeras como masajes cardiacos si no sabemos realizarlas ni cuando son necesarias.

Por último, si nos toca la desgracia de presenciar una pérdida de conocimiento que se acompaña de ausencia de respiración y pulso….. Sensatez. Da igual lo que estuviésemos haciendo, hay que pedir ayuda. Más vale pasar un poco de vergüenza un rato, que remordimientos el resto de nuestra vida.

Con esta pequeña charla he querido dar introducción a las diversas situaciones que se nos pueden plantear en una sesión D/s y como solucionarlas desde el punto de vista médico. Seguro que me he dejado muchos caracteres en la CPU (el tintero ya no se usa), pero si a bien lo consideran los lectores, estaré encantado de responder en el próximo número a las preguntas que pudieran surgir. 

Por último recordar que como en la mayoría de las situaciones de nuestra vida, lo mejor que podemos tener es sentido común, ese raro sentido que todos tenemos y que nos empeñamos en ignorar. 

Por  Galeno en Cuadernos BDSM 11

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina