Articulo

Un gran tabú dentro del BDSM es el referente a la cuestión de los tributos y la Dominación financiera. Para muchos el que la persona Dominante controle o reciba el dinero de un sumiso es prostitución, sin embargo es una realidad que a muchos sumisos les excita que su Dominante controle sus finanzas y, mientras todo sea consensuado y sensato, esta práctica puede acoplarse a cualquier relación independientemente si se trata de una relación Ama-sumiso o Amo-sumisa.

Me parece importante hacer algunas distinciones entre el tributo como un regalo para quien domina- que sirve como un medio para agradar al Dominante y rendirle adoración y que al realizar el pago o dar el regalo no provoca una excitación sexual-, el tributo como pago de un servicio– en este caso a las Dóminas profesionales, que no lleva otro objetivo que pagar el tiempo, conocimientos y servicios ofrecidos por ellas- y el tributo como parte de la Dominación Financiera que puede estar incluido en una dinámica mucho más compleja que un simple pago.

La Dominación financiera tiene como principal base la excitación del sumiso al ser controlado o “abusado” económicamente por el/la Dominante.

En la Dominación financiera en mayor o menor grado pueden presentarse los siguientes comportamientos:

  • La persona sumisa informa al Dominante cuáles son sus ingresos y gastos, puede incluir la entrega de estados de cuenta, recibos de nómina, etc
  • El Dominante lleva el control de los gastos y decide en qué puede o no gastar el sumiso
  • El sumiso entrega el control de las cuentas financieras al Dominante, dejando a su consideración en qué gastar el efectivo y cuánto dinero le corresponda para sobrevivir
  • El sumiso da una extensión de su tarjeta de crédito a su Dominante para que pueda hacer uso libremente de ella
  • La Dominante exige regalos o una pensión-tributo regular al sumiso y éste lo da porque le excita
  • El sumiso pone a nombre del Dominante cualquier propiedad o inmueble

En todos los casos anteriores el sumiso se excita con sus propios comportamientos y con los del Dominante.

La Dominación financiera como parte del BDSM exige mucha responsabilidad y honradez de parte de la Dominante. Quien Domina debe de ser capaz de no abusar y ser sensatos con los gastos de tal forma que no se lleve a la bancarrota al sumiso. Y el sumiso debe de ser lo suficientemente inteligente como para poder poner un alto en caso de que el Dominate quiera abusar.

La Dominación financiera es una práctica que no debe tomarse a la ligera ya que aunque pudiera parecer inofensiva, es una práctica en donde fácilmente se puede caer en abuso.

¿Y a ti te gustaría que tu Dom te manejara tus finanzas?

FUENTE: http://www.bdsmrevista.com/2015/07/08/dominacion-financiera-y-tributos/

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina