Articulo

Control del comportamiento:

Por control del comportamiento nos estamos refiriendo al control de las acciones del cuerpo de una esclava. A veces se asocia a emociones, a la autoestima o la imagen de sí mismo o a los pensamientos, y es guiado por ellos. Esta es la llave para desarrollar su esclavitud. La meta del entrenamiento del comportamiento es establecer la propiedad sobre el cuerpo de la esclava. La modificación del comportamiento significa cambiar las acciones del cuerpo de la esclava.

Realmente un Dueño sólo puede juzgar a una esclava por lo que le revelan sus cinco sentidos. No puede ver totalmente en la mente y el corazón de su esclava. Ésta es una cosa que se debe aceptar y ser honesto consigo mismo. No puede oír lo que dicen los pensamientos o sentir las emociones que una esclava siente. Puede observar solamente el comportamiento y obtener conclusiones sobre lo que él ve. Demostrar el comportamiento apropiado es la mejor manera que una esclava muestra el estado de su mente a su Dueño.

Resulta eficaz informar a la esclava que perseguimos el propósito de controlar cada una de esas áreas y explicarle como nos proponemos controlarlas. Pero no bastan sólo palabras, también es necesaria la acción, por tanto, el compromiso del Dueño es emplear tiempo en este entrenamiento. La aplicación de disciplinas y castigos servirán de refuerzo para cambiar el comportamiento. La meta es establecer un comportamiento constante que refleje su esclavitud. Establecer unas reglas, modos y guiarla en esa dirección ayuda al cambio del comportamiento y resulta más fácil el entrenamiento. Esto es aún más importante si tienes más de una esclava.

Entorno:

Una parte del entrenamiento es el control físico real del comportamiento de la esclava. Este abarca al espacio, el tiempo, las acciones físicas, la privacidad y las relaciones con otras personas, entonces llega a ser más fácil desarrollar un programa de entrenamiento que le permita controlar su comportamiento total. Los métodos aplicados comienzan a ponerse en práctica desde el inicio mismo del entrenamiento en todas estas áreas. Esto evitará problemas futuros y obtener unos fundamentos provechosos de cara a un BDSM más avanzado. Muchos de estos cambios necesitan a menudo ser practicados hasta que se convierten en un hábito para ella.

Espacio: 

Debe ser controlado el área o espacio que ocupa una esclava. Decirle a la esclava dónde debe estar siempre. La restricción de la esclava a un área y requerir el permiso de ir más allá de esa área es un ejemplo de poseer el espacio que una esclava ocupa. Poseer el espacio de la esclava puede ser realzado enjaulándola por un período de tiempo, restringiendo donde ella come y duerme, así como restringirle el uso de los muebles. El bondage puede también ser una herramienta restrictiva de gran alcance para controlar el espacio. 

Un método es asignar un lugar para la esclava cuando ella no está siendo usada en un servicio concreto. Puede ser que quisiera que ella se quedara quieta en una esquina hasta que se la llame. Su cuerpo es controlado siempre usando este proceso. En este caso no se está pensado en que este sea el modo de servicio a largo plazo porque restringe su capacidad de hacer las tareas rutinarias, pero es útil al comienzo.

Otro de los objetivos que se consigue controlando el espacio es marcar también la distancia corporal entre el Dueño y la esclava.  

Tiempo: 

La esclava aprende a que el tiempo es determinado por su Dueño. Su tiempo libre es un privilegio que se le concede. Al comienzo del entrenamiento se debe prohibir a la esclava pequeños momentos de tiempo libre y que la mayor parte del tiempo estén dedicados a su Dueño. La esclava ha funcionado la mayoría de su vida en su horario y su tiempo y tiene que ajustarse para seguir el horario y tiempo asignado por el Dueño. Establecer los tiempos y horarios para las actividades y las restricciones de otras actividades que ella pueda realizar sin el permiso son también maneras de controlar su tiempo.

Otro método de controlar su tiempo es hacer que ella haga cierta tarea en un momento concreto cada día. Esto es eficaz durante el período que ella está aprendiendo que el Dueño dispone de su tiempo. Además, si ella tiene una rutina de hacer una cosa particular en una hora particular, cambiarle ese momento es una manera de demostrarle que posee su tiempo y controla su comportamiento.

Colocar un reloj junto a ella, ayuda a recordarla, que es el Dueño quien controla su tiempo.

Acciones físicas (acciones que controlan el cuerpo):

1) El Dueño establece sus propios movimientos para el cuerpo de su esclava 

--> El control de los movimientos y acciones es una parte importante para la esclava que aprende como servir, obedecer y satisfacer. Es importante establecer, practicar y hacer cumplir las reglas del comportamiento para su esclava. Esto permite una manera estructurada y constante de controlar el comportamiento de su esclava. Estas son las razones principales para tener reglas y modos para su esclava. 

2)Cómo una esclava se maneja alrededor de su Dueño. 

--> Podría, si Usted lo desea, incluir como ella le ofrece un vaso de agua, estar ante Usted, cómo caminar alrededor de la casa y otras muchas cosas. 

3) Controlar el discurso de una esclava. 

--> Un Dueño pasa a menudo mucho tiempo realizando el "entrenamiento de la voz" de la esclava. Esto significa generalmente la restricción de su discurso. La meta es entrenarla para hablar según el patrón y la inflexión que su Dueño encuentra deseable.

4) Controlar el ser sexual de una esclava. 

--> El Dueño posee el ser sexual de la esclava, y por tanto es quien elige los medios: cómo, con quién y cuándo la esclava tiene cualquier actividad sexual. La esclava no puede denegarle ese derecho a su Dueño. Ella debe alcanzar un orgasmo sólo con la orden de su Dueño. Una esclava debe pedir permiso para tener un orgasmo, y se la conceda o no, debe dar las gracias. No es necesario que una esclava alcance su orgasmo cada vez que el Dueño la utilice para su placer. 

La esclava está para el placer del Dueño y las técnicas de entrenamiento se deben desarrollar para reforzar esto y para demostrarla la amplia gama de control que tiene el Dueño sobre ella. 

La enseñanza de las "posiciones de la esclava para el sexo" es también una herramienta útil. Con una orden verbal, ella sabe qué posición sexual desea que tenga mientras que utiliza su cuerpo para su placer. El Dueño posee el cuerpo, y le enseña cómo desea utilizarlo. Para controlar el climax de la esclava hay que tratar de saber cuántos impulsos (espasmos) sexuales requiere para alcanzarlo.

Privacidad:

Una esclava debe sentir que no hay parte de su vida que esté privada a la vista o al control de su Dueño.

- La esclava no tiene ningún espacio para su aislamiento respecto de su Dueño y ella está siempre siendo observada. 

Cualquier espacio de soledad que una esclava pueda tener es concedido como privilegio de su Dueño. La esclava no dispone de su aislamiento ni de su privacidad sin el permiso de su Dueño. Esto incluye el uso del cuarto de baño, las conversaciones telefónicas, trabajo o dormir. Ella debe aprender que sus días y noches son poseídos por su Dueño.

- La privacidad de los secretos no es diferente de la del cuerpo. No permita que la esclava guarde secretos. Esto puede incluir las contraseñas de la computadora, repasar su correo después de que ella lo abra, el conocimiento de sus finanzas incluyendo la renta, gastos y deudas personales así como artículos personales. 

- Transparencia de pensamientos. Su comportamiento se relaciona directamente con sus pensamientos y las emociones y es importante que esta información esté disponible para su Dueño. Explorar la base de las creencias de la esclava y las sensaciones son necesarias cuando ocurre la resistencia al cambio. 

Las relaciones con otros (interpersonales):

Las reglas son establecidas para las relaciones que una esclava tiene con otras personas y que se divide a menudo en categorías tales como reglas sociales, el trabajo, la familia, sus hermanas esclavas y la restricción o reglas para las relaciones sexuales. El control de una esclava debe ser extendido más allá del tiempo y relación con su Dueño. 

La reunión con otras personas es un privilegio concedido por su Dueño, no un derecho. Si ella quiere tener una reunión con los compañeros de trabajo de la jornada laboral para una actividad en concreto, puede requerirla pidiendo permiso a su Dueño antes que le sea permitido.

Bdsm Madrid y mas

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina