Articulo

Los juegos con cera probablemente son la práctica BDSM que más comúnmente experimentan las personas vainilla. Lo anterior seguramente se debe a que no se ve como una práctica tan violenta, además de que es sumamente común encontrar en Sex Shops velas de soya, las cuales promocionan para un juego sensual y de masaje.

Si bien en papel es una de las prácticas BDSMeras menos riesgosas, no debemos perder de vista que todas nuestras prácticas conllevan un cierto riesgo, así que les describiré unos cuantos consejos que con la práctica he aprendido:

1.- Elección de las velas:

En el mercado encontraremos un sinfín de opciones, por lo que lo más importante es tener claro que mientras a más alta temperatura funda la cera, la sensación será más intensa y la probabilidad de causar daño también será mayor. Las consideraciones generales son:

  • Las ceras de soya funden a muy baja temperatura y, por lo tanto, son muy seguras
  • La cera de abeja, las velas de gel, las velas con cubiertas plastificadas o que contengan aceites funden a alta temperatura y, además, conservan el calor, por lo que no se deben utilizar
  • Las veladoras ecológicas, las velas blancas que se venden en las tiendas y las velitas de las posadas son una buena opción para iniciarse
  • Lo más importante de todo es probar cualquier tipo de cera antes de su uso masivo (sólo una gotita, desde una altura de 2 metros, e ir bajando la altura de acuerdo a las sensaciones)

2. Altura desde la que se deja caer la cera:

La altura desde la que se tira la cera es fundamental para que ésta no queme; entre más alto la dejamos caer, más perderá temperatura.

Considerando que hay diferencias entre el punto de fusión de las ceras y los umbrales de dolor de los sumisos, es complejo establecer una distancia ideal para dejar caer la cera. Lo mejor es empezar de una distancia alta e ir bajando de acuerdo con la sensibilidad de nuestra pareja.

3. Zonas adecuadas para aplicar cera:

Cualquier zona es viable para que se utilice cera, con excepción de la cara (específicamente cerca de los ojos) y algunas zonas con mucosa (fosas nasales, oídos, boca).

Otras zonas con mucosa, como ano y genitales femeninos, puede ser muy divertida su inclusión al juego, siempre y cuando se considere que la mucosa tiene una menor resistencia al calor, por lo que hay que tener cuidado con la temperatura que se utiliza, además de que, en el caso de la vagina, su PH es fácilmente alterable y, al no utilizar un producto inocuo, es factible la aparición de infecciones.

En todo caso, tanto en hombres como en mujeres, considero que el meato urinario debe quedarse fuera del juego con cera.

El uso de cera en cabello no producirá sensación, salvo la molestia para la limpieza posterior.

Finalmente, el uso de cera en zonas con vello no tiene problema, salvo la “depilación” que puede conllevar, pero eso indudablemente será una parte divertida del juego, siempre y cuando no se pierda de vista que el proceso de retirar la cera en dichas zonas puede ser sumamente doloroso y, por lo tanto, hay que ir dosificando ese dolor.

4. Distintas técnicas:

Goteo; la técnica más común de aplicar la cera caliente: se gotea en el cuerpo del sumiso, siempre teniendo cuidado de no tirar cera en zonas prohibidas. Es recomendable distribuir las gotas en diferentes partes.

Verter cera; probablemente la más arriesgada de las técnicas: no se administra por goteo sino por chorros, lo que hace que la cera mantenga una temperatura más alta durante la caída, lo que aunado a la cantidad de cera en una misma zona, favorece quemaduras.

Pintar con cera; se pueden llegar a crear obras de arte bellísima al usar como un lienzo el cuerpo desnudo de tu sumiso: en esta técnica se utiliza una brocha para aplicar la cera caliente, sólo hay que considerar que la cera casi no ha perdido temperatura, por lo que es conveniente dejar enfriar un poco antes de aplicar la brocha en la piel.

5. Retirar la cera.

Supongo que habrá tantas formas de retirar la cera del cuerpo del sumiso como imaginación tenga el Dominante. Yo, en lo personal, lo he hecho de dos formas:

  • Quebrando la cera fría con las manos, con un cane o con la fusta, y después ir botando la cera con un flogger. Es sumamente divertido, pero tiene la gran desventaja que deja el área de juego hecha un desastre porque la cera queda por todas partes
  • Utilizar una tarjeta, regla de metal o incluso un cuchillo (el canto) para ir retirando. Menos divertido, pero más higiénico

No quedándome más por agregar, les deseo felices y “calientes” juegos con cera, esperando que a más de uno este escrito le sea de utilidad.

FUENTE: http://www.bdsmrevista.com/2015/11/21/consejos-practicos-para-juegos-eroticos-con-velas/

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina