Articulo

Se realizará públicamente y ante testigos, al anochecer; para su ejecución ambos participantes deben conocer el rito y haber consentido en él.

Al intentar reflejar la ceremonia formal de la entrega y aceptación de la esclava o esclavo, debo indicar que no existen dos ceremonias iguales, aunque sí deberían existir ciertos estándares en todas ellas.

Este artículo describe una ceremonia importante en la cual una persona (el esclavo) se entrega, de forma totalmente libre y voluntaria, a otra, que mediante la aceptación de dicha entrega, se convertirá en su AMO por un período de tiempo convenido (puede ser un tiempo indefinido). Por ello, antes de que se establezca la relación AMO – esclavo, se debe entender que el cambio del estado de vida será profundo y afectará a cada aspecto de la misma.

La persona que se esclaviza voluntariamente, debe saber que dedicará su mente, su cuerpo y su placer a su AMO; es decir, que esta dispuesta a entregar su libertad (perdiendo su capacidad de decisión) a otra persona, no a algún ideal o a alguna causa. Que se está entregando no por dinero o por notoriedad o otra razón más o menos noble, sino porque es su inclinación y porque ante la persona a la que se somete y a la que servirá de forma voluntaria en todos los aspectos de su vida es la forma en la cual se encuentra satisfecha y plena.

Esta otra persona es un DOMINANTE a quien la persona sometida encanta; le encanta su sumisión, su entrega y su placer. Este DOMINANTE se convertirá en el AMO del esclavo adquiriendo para sí mismo el compromiso de cuidar de la persona entregada; tanto de su cuerpo como de su mente y de su ánimo. En este sentido, procurará la mejor educación posible del mismo para que el placer proporcionado por el servicio del esclavo acelere el de este último, ocupándose de todos los aspectos del mismo y de que no le falte de nada.

Por otro lado, la razón de ser del AMO se encuentra en la satisfacción que siente al recibir todas y cada una de las muestras de sumisión de su esclavo, sintiéndose pleno en la entrega y el servicio del mismo.

Los Participantes:

- La persona sumisa

- El DOMINANTE que recibirá la entrega de la persona sumisa

- El Dominante Presentador que acompañará a la persona que se entrega hasta delante del nuevo AMO (debe ser una persona de plena confianza de ambos; tanto el que se entrega como el que recibe)

- El Dominante Asistente que participará con el nuevo AMO en todos los aspectos de la ceremonia; aunque lo ideal es que sea una persona de confianza para ambos por lo menos debe serlo del nuevo AMO.

- Los sumisos acompañantes que participarán de la procesión y entrega de ofrendas y regalos al nuevo AMO. Deben ser personas que tengan la confianza del nuevo esclavo.

El lugar de la Ceremonia

Se deberá celebrar en un salón lo suficientemente grande para acoger a todos los participantes. En dicho salón existirán (como mínimo):

- Un sillón debidamente adornado para que se siente el nuevo AMO.

- Una mesa baja en la que se depositarán las ofrendas del nuevo esclavo a su AMO.

- Un cojín especial y un taburete para la situación del nuevo esclavo.

- Asientos para todos los Dominantes que asisten a la ceremonia como testigos, así como, asientos y / o cojines para los sumisos que participan, exclusivamente, de la alegría de la misma.

- Velas y candelabros varios para la iluminación de la ceremonia.

El Vestido y la Apariencia

Aunque todos los participantes tienen su propio estilo y los gustos personales se reflejan en la forma en la que cada uno se presenta a sí mismo. Se ha de tener presente que es una ceremonia muy importante y debe prevalecer el buen gusto en este día tan especial.

  • El sumiso (nuevo esclavo): lleva generalmente una prenda de vestir sencilla, a menudo un vestido de tipo túnica o una de las varias formas de código tanto para la mujer como para los hombres que puede incluir pantalones en el primer caso. El traje debe ser sencillo pero elegante y atractivo, significando el papel del sumiso como un sirviente de su AMO. Puede llevar ropa interior pero, normalmente, no portará ni pulseras, ni tobilleras, ni collar, ni ningún otro tipo de adorno, ni siquiera pendientes, y nunca llevará nada en el cuello. La razón de esta situación, es que los adornos le serán colocados en el transcurso de la Ceremonia por su nuevo AMO; entre ellos el collar de esclavo. Si tiene el cabello largo normalmente lo llevará recogido en algún tipo de moño o trenza sobre la cabeza, se puede adornar con pequeñas flores.
  • El Dominante (nuevo AMO): Debe ir bien vestido llevando un traje formal o semiformal. La ropa de fetiche es aceptable en general  y el Dominante puede elegir vestir de cuero o cualquier otra vestimenta apropiada. La mayoría del los dominantes les gusta vestir como un caballero o dama de otras épocas si se trata de una mujer. En general la vestidura del AMO debe de ser sobria evitando el exceso de adorno.
  • El Dominante Presentador y el Dominante Asistente: Procurarán vestir de código estricto pues su papel es fundamental en la realización de la presente ceremonia. Lo mismo que en el caso del AMO se recomienda la sobriedad en su vestido.
  • Los sumisos acompañantes: Vestirán prendas de vestir acordes a la del nuevo esclavo (si son túnicas, túnicas o si es de código, con el código marcado) las cuales deberán quedar conformes antes del inicio de la ceremonia. En este caso sí que se recomienda que lleven los collares con la indicación de pertenencia al AMO al que se someten; así como los adornos que sus Dueños consideren adecuados.
  • El resto de los participantes: En principio, y salvo mención expresa en contrario, al resto de los participantes se les solicitará que vistan de código estricto con la debida sobriedad  el debido respeto para con la Ceremonia que se está llevando a cabo. Si existen dudas al respecto se debería hablar con el nuevo AMO o con el Dominante Asistente para concretar los aspectos necesarios.

Las Ofrendas:

El nuevo esclavo ofrecerá una serie de presentes a su nuevo AMO; estos presentes indicarán siempre la vocación de entrega y servicio que tiene el primero respecto del segundo. Entre ellos, y a título meramente enunciativo, se sugiere que no falten:

- Una flor en el caso de esclava o un ramo en el de esclavo

- Un escrito con el enunciado de los votos que hará el esclavo a su DUEÑO.

- Una correa para engancharla a su collar

- Una cuerda de dos metro y medio de longitud, aproximadamente

- Un objeto que simbolice la sumisión absoluta del esclavo a su DUEÑO.

Los elementos de Marca:

Durante la Ceremonia el esclavo será aceptado a su servicio por el AMO; ello quedará definido por una serie de elementos que esté último colocará en el cuerpo del primero, representando la aceptación y la conversión de este en una extensión del DUEÑO. Como en el caso anterior, y a título meramente enunciativo, se sugiere que no falten:

- El collar de esclavo con el nombre o el símbolo del Dueño reflejado en él de alguna manera.

- Tobilleras y muñequeras de cuero.

- Una fusta, azote, látigo o similar.

- Un elemento que permita colocar el símbolo del AMO en el cuerpo del esclavo.

- Un frasco de colonia para rociar a la persona sumisa con el aroma que desee el AMO.

La Ceremonia:

Cómo es lógico la ceremonia consta de diversas partes que deben ser preparadas con un poco de antelación. Se compone de tres actos fundamentales (Procesión de la Ofrenda, Oferta de Esclavitud, Ritual de Aceptación ) que pasaremos a relatar a continuación y se terminará con una fiesta o una comida de rol.

Antes del inicio de la ceremonia el salón se hallará iluminado de forma tenue por la luz de las velas encendidas y en él se hallarán ya el nuevo AMO, el Dominante Asistente y todo el resto de los testigos y acompañantes.

El nuevo AMO se encontrará sentado en el sillón preparado al efecto y delante del mismo, a unos dos metros, se situará un cojín ceremonial en el que se hincará de cuclillas el futuro esclavo al ser presentado a su Amo. La mesa baja se encontrará situada de forma lateral a este cojín y en ella se hallarán colocados de forma adecuada los elementos de Marca que utilizará en su momento el DOMINANTE sobre el esclavo.

Por su parte, el Dominante Asistente se situará a la derecha del nuevo AMO con el fin de prestar su apoyo y auxilio a lo largo de la Ceremonia.

En ese momento, y una vez que todos los asistentes se han acomodado, suena una campana para señalar el comienzo de la ceremonia. La misma empieza con la procesión de la ofrenda del esclavo.

La Procesión de la Ofrenda:

La procesión entrará en el salón por el siguiente orden: sumisos acompañantes formados en filas de dos en fondo como mínimo; y, en la última fila, el futuro esclavo acompañado del Dominante Presentador (puede ser el mentor, educador, master u otro Dominante amigo).

Todos los que participen en la misma entrarán debidamente vestidos en el salón con una ropa adecuada al carácter de los participantes principales (ver el apartado de “El Vestido”).

Los sumisos acompañantes llevarán en sus manos (bien en ellas desnudas, bien en bandejas decoradas con pétalos de flores) las Ofrendas que presenta el nuevo esclavo a su DUEÑO.

Al llegar delante del nuevo AMO, los sumisos acompañantes depositarán las ofrendas en la mesa baja preparada a tal efecto; simultáneamente se irán abriendo en dos alas y permanecerán bien en pie, bien arrodillados sobre  cojines hasta el final de la ceremonia prestando su apoyo silencioso a nuevo esclavo.

Los últimos en llegar son, lógicamente, el Dominante Presentador y el futuro esclavo. Al llegar ante el nuevo DUEÑO, el Dominante Presentador tomará al futuro esclavo de la mano y lo llevará ante el cojín especial situado ante el DOMINANTE que es receptor de esta especial entrega; el primero de ellos permanecerá de pie al lado del segundo hasta el momento de la aceptación del AMO.

La Oferta de Esclavitud:

Empieza por la exposición que realizará el Dominante Presentador del futuro esclavo en la que hablará en beneficio del sumiso. Este Dominante dará un testimonio del carácter y el compromiso del sumiso con el estilo de vida D/s alabando sus cualidades y comportamiento.

Una vez presentado el futuro esclavo, el Dominante Presentador lo tomará de una de sus manos levantándolo del cojín hasta situarlo al alcance de las manos del nuevo AMO. Uno de los sumiso acompañante (elegido por el nuevo esclavo) depositará el cojín a la distancia adecuada para que continúen en la posición de entrega.

El Dominante Presentador, una vez cumplida su función, se retirará para sentarse al lado del resto de los testigos del acto.

En ese momento, el Dominante Asistente se dirigirá a la persona que se ofrece y le requerirá que exponga los votos con los que se compromete delante de su AMO y los testigos que les acompañan. El nuevo esclavo leerá con voz firme los votos que se compromete a cumplir respecto de su AMO. Esta parte de la Ceremonia de forma, una vez más, enunciativa podrían ser algo como esto:

Dominante Asistente:  ¿Ha venido ud. libremente y sin coacción a someterse al servicio del Señor o Dama (nombre o sobrenombre del nuevo AMO)?

esclavo (mirándolo a los ojos): Así es, Señor (o Dama)

Dominante Asistente: ¿Acepta libremente que la duración de su servicio es de [dígase el tiempo, puede ser tiempo indefinido ] a partir de hoy día... del mes... de 200... hasta la medianoche del día del mismo mes de 200...?

esclavo (mirándolo a los ojos): Gustosamente acepto, Señor (o Dama)

Dominante Asistente: ¿Renuncia ud. a partir del día de hoy [... del mes... de 200...] a cualquier apariencia de libertad ficticia tanto física o mental como moral en beneficio de su nuevo AMO hasta la medianoche del día del mismo mes de 200...?

esclavo (mirándolo a los ojos): Renuncio con agrado, Señor (o Dama)

Dominante Asistente: ¿Usted jura solemnemente que usted llevará a cabo su servicio lo mejor posible, que se dará completamente a su AMO, sin poner ningún obstáculo a su voluntad, durante la duración de su servicio?

esclavo (mirándolo a los ojos): Así lo juro, Señor (o Dama)

Dominante Asistente: ¿Qué ofrendas a traído ante nuestra presencia como expresión del servicio que desea ofrecer?

esclavo (mirándolo a los ojos): Traigo mi cuerpo, mi moral y mi mente que ofrezco a mi AMO deseado (desnudándose de la túnica) Traigo mis votos que me convertirán en el esclavo de mi DUEÑO. Traigo una flor (o un ramo) que representa la inocencia de mis intenciones. Traigo la cuerda con la que deseo representar mi atadura a ÉL. Traigo esta correa para que ÉL me guíe y dirija en mi viaje por la vida

Dominante Asistente: Lea ud. los votos a los que se compromete con su AMO

esclavo (con los ojos bajos ante su AMO esperado): Me comprometo solemnemente a obedecerle inmediatamente, sin reserva y sin vacilación en todo lo que usted pida de mí. Me comprometo solemnemente ser hermoso a sus ojos, y sonar gracioso a sus oídos. Me comprometo solemnemente a servirle de la forma que UD. desee con todo mi cuerpo y mi alma en todo lo que usted desee de mí. Me comprometo a que no habrá en este mundo nada ni nadie más importante que su servicio.”

El Ritual de Aceptación

Acabado el Ritual anterior, el Dominante Asistente se dirigirá a la persona que recibe la ofrenda y le solicita que exponga claramente su aceptación o no del nuevo esclavo así como los motivos inherentes al caso; posando las manos de este último en las palmas del nuevo AMO.

Este iniciará un pequeño interrogatorio del oferente con el fin de confirmar la aceptación de dicha ofrenda. A lo largo de esta situación se irá viendo la aceptación de la situación. Como ejemplo de esta parte de la Ceremonia y de forma, exclusivamente, enunciativa vienen los siguientes hechos:

AMO: (Repita después de mí). Soy su Amo, Dueño y Señor.

esclavo (permanecerá con los ojos bajos ante su AMO): Usted es mi Amo, Dueño y Señor.

AMO: Usted es mi esclavo.

esclavo: Soy su esclavo

AMO: Su cuerpo y su mente son Mías.

esclavo: mi cuerpo y mi mente son Suyas

AMO: No tendrá otra voluntad que la Mía.

esclavo: No tendré otra voluntad que la Suya

AMO: Obedecerá Mis palabras y Mis deseos.

esclavo: Obedeceré Sus palabras y Sus deseos

En este momento el Dominante Asistente va tomando los elementos de Marca y pasándolos al nuevo AMO, el cual los va imponiendo por importancia ascendente en el cuerpo del esclavo.

AMO: Desnuda vienes a mí, tu voluntad también estará desnuda. Recibe tus símbolos de esclavitud. Con estas muñequeras y tobilleras simbolizo que todo ud. está restringido a Mi voluntad (poniéndolos en muñecas y tobillos) Con este aroma represento la pérdida de su identidad en la Mía (rociándolo) Con este collar simbolizo que todo ud. Me pertenece en público y en privado (colocándolo) Con este símbolo queda ud. marcado indeleblemente como de Mi propiedad. (realizando la marca) Con este látigo azotaré su cuerpo para que sepa lo que le ocurrirá en caso de desobediencia. (El sumiso se colocará de forma que pueda recibir fácilmente seis azotes en su trasero aguantándolos sin una muestra de dolor)

Pasamos a tomar ahora las Ofrendas del esclavo a su AMO; lo mismo que en el caso anterior, el Dominante Asistente los va tomando y pasándolos al nuevo AMO:

AMO: ¿Con qué objeto Me trae esta flor (o ramo)?

esclavo: Con el de entregarle mi inocencia.

AMO: Que ella nos cubra. (deshoja la flor dejando caer los pétalos sobre ambos). ¿Con qué objeto Me trae la cuerda?

esclavo: Con el de que ate mi voluntad, mi mente y mi vida.

AMO: Que así sea. (toma la cuerda atando nudos con ella en el cuerpo del esclavo).

Por el nudo número uno,  tu lazo se ha atado, tu vida estará junto a la Mía.

Por el nudo número dos, te prometo que acepto tu regalo y que comenzaremos una nueva vida

Por el nudo número tres, tu sueño se cumplirá, y Me entregarás toda tu pasión

Por el nudo número cuatro, te prometo aún más, que Mi Cariño por ti seguirá creciendo

Por el nudo número cinco, a partir de este día Mi poder estará contigo, con honradez y respeto, sin trucos

Por el nudo número seis, Mi control llevará tu cuerpo a la tierra y tu espíritu al cielo

Por el nudo número siete, el placer de la carne se consumará en la voluntad del AMO

Por el nudo número ocho, el placer del espíritu nos reforzará al uno en el otro

Por el nudo número nueve, Mi Amor por ti brillará siempre, el pensamiento de la eternidad se Me hace divino.

AMO: ¿Con qué objeto Me trae una correa?

esclavo: Con el de que guíe y dirija mi viaje en la vida; pues es mi deseo pertenecerle y seguirle allí donde Usted elija llevarme

AMO: Acepto gustoso la tarea (enganchando la correa en el collar de esclavo) y recompensaré el servicio con placer y el incumplimiento con dolor. Ahora póstrate ante mí. (el esclavo se arquea hasta que su frente toca el suelo ante su AMO, y su AMO pone su pie sobre la cabeza del mismo) Soy tu Amo, Dueño y Señor. Y no serás de ningún otro mientras yo te posea. He hecho que despiertes de tu sueño y te he traído al reino de Mi voluntad.

A continuación el AMO toma al esclavo de las manos y lo levanta del suelo (con una caricia y un beso si le parece oportuno) finalizando de esta forma la Ceremonia y pasando a la cena o comida común de rol).

 

Bdsm Madrid y mas

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina