Articulo

Bastinado y falaka son palabras antiguas, usadas en todo el mundo a través de los siglos y las civilizaciones. Como todas las palabras antiguas y ampliamente usadas, éstas significan diferentes cosas para diferentes personas. Voy a tratar de dar los significados originales, hasta donde los sé, así como su uso actual.

Bastinado
Bastinado parece ser una palabra originada en el español. Su raíz puede ser la de bastón, y si bien para los hispanohablantes no significa nada, puede haber derivado de "bastonada", que según la Real Academia significa bastonazo, golpe dado con un bastón.
Como la encontré usada en las fuentes más antiguas, se daba este nombre a un castigo tradicional chino, que consistía en dar golpes no muy fuertes con una caña larga y liviana, usualmente de bambú, por largo tiempo (una hora o más), en las nalgas o en las plantas de los pies.
El sufrimiento no era causado por el dolor de cada golpe, que eran suaves, sino por la acumulación del dolor y por la angustia causados por la duración del castigo. Los ejecutores se entrenaban pegándole a una bolsa de porotos, y eran capaces de dar cien golpes sin cortar la piel. Una persona podía morir o enloquecer ante tal tortura.
Algunas fuentes mencionan el bastinado como una de las torturas de la Inquisición, pero probablemente eran sólo azotes con varas.
Como un castigo doméstico o escolar, en China se usaba pegar en las plantas de los pies con una vara corta y liviana. Era el equivalente de nuestras nalgadas. Lo sufrían los niños de ambos sexos, y también la esposa de manos de su marido. A veces los azotes se daban en las pantorrillas desnudas.
Actualmente la palabra se usa principal y simplemente para cualquier castigo de azotes en las plantas de los pies.

La falaka.
La falaka (o también falanga, falaq o fallaggas) es el castigo tradicional en la planta de los pies del Medio Oriente, Turquía y en general todos los países musulmanes.
En realidad es el nombre del instrumento usado para inmovilizar los pies para el castigo, equivalente al cepo europeo. Consiste en un largo y grueso palo con una soga atada a sus extremos. La soga cuelga flojamente del palo tomando la forma de una "U". Los pies desnudos del condenado se ponen dentro de la soga, y el palo se hace girar enrollándola, hasta que los pies quedan firmemente aprisionados contra la madera. Dos hombres sostienen el palo a la altura de la cintura, y los pies así levantados son golpeados. Si no hay una falaka disponible, los pies son atados y sostenidos en el aire por dos hombres que mantienen la soga tirante.
La palabra se usa ahora para el instrumento, para el castigo en sí y para una especie de fusta sin azotera para pegar en los pies, una vara flexible cubierta con cuero enrollado o trenzado.
Pero para castigar también se usan cañas, palos pesados, mangueras de goma y hasta pedazos de caño de metal. A diferencia de lo que ocurre en el bastinado, los golpes se dan con toda la fuerza para que sean dolorosos, y pueden dejar a inválida a una persona.
La falaka se usa en castigos domésticos y judiciales. Todavía es usada en las escuelas y en el hogar. Parece que se usa para castigos judiciales legalmente en Irán, e ilegalmente en la mayor parte de Medio Oriente. Hay reportes recientes de su uso ilegal por la policía turca.
También ha sido usada por el Taliban en Afganistán. En vez de la falaka, usaban un instrumento simple pero efectivo. Era un tronco con varillas terminadas en argollas de metal, pudiendo los pies de varias personas ser sujetos por una varilla metálica que pasaba por las argollas. En esta demostración del instrumento, el "verdugo" sostiene una manguera de goma.
En la escuela, los pies del culpable podían ser inmovilizados por la falaka, o se lo podía obligar a sacarse los zapatos y las medias, sentarse detrás del escritorio del maestro, y poner sus pies sobre el mismo, mientras dos compañeros lo sujetaban por los tobillos, o hacerlo acostarse boca arriba en el suelo, con un compañero sosteniendo cada uno de sus tobillos en el aire.
En este ambiente el instrumento de castigo solía ser un vara liviana o una regla de  madera. A veces el alumno tenía que volver a su casa descalzo (y probablemente recibir algún castigo adicional allí).
En la mayoría de los países árabes (y para muchos occidentales), mostrar los pies, y especialmente las plantas de los pies es considerado degradante, especialmente para un hombre (las mujeres pobres suelen ir descalzas) así que la vergüenza era parte del castigo. Si el castigo era lo suficientemente severo el hombre podría no poder caminar, y tener que moverse sobre las manos y rodillas sumaba más humillación.

Tomado de: http://www.angelfire.com/ex/ecstagony/info/artinst/bastifala.htm

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina