Articulo

Artículo escrito en inglés por MadSciDom. Traducido y adaptado al castellano. 

Introducción

“Acid Test” es un viejo término que hace referencia a una prueba: un ácido potente, disuelve los metales en cuestión de minutos. Sólo el oro es anticorrosivo. Así que, el Acid Test, fue un método sencillo utilizado en la época de la Fiebre del Oro, para saber si la pepita de oro era verdadera o falsa.

En el BDSM, estos test son una manera rápida de identificar a los falsos Dom (hombres o mujeres). Pasar todos los test no garantiza nada, el conocimiento que tú poseas sobre la otra persona es insustituible. Ahora, antes de querer conocer a alguien en persona o entregarte, deberías tener claro qué buscas y cómo lo buscas.

Este test está diseñado para personas sumisas que tratan en Internet con diferentes tipos de personas que se autodenominan Dominantes. Esta información la he obtenido por amigas que siguen en la búsqueda de una pareja dominante.
Parte de esta información puede utilizarse también para descubrir sumisas falsas, pero, este test está orientado para dejar al descubierto a falsos Dominantes.

Los hombres vainilla, usualmente sólo buscan  sexo fácil o cibersexo, y este es el motivo que les hace tan fácilmente identificables entre los muchos falsos Dom que andan por webs, foros y chats.

Paso 1:  Haciendo cuentas.

Algunos cálculos estimados, entre ellos uno infalible: la realidad muestra que hay un Dom por cada diez sumisas. Si contamos por encima en chats de D/s-BDSM, observamos que la proporción es justo de dos Dom por sumisa/o. Esto significa que 19 de cada 20 Dom que veas en internet, son fraudes. Ten esto muy en cuenta.

Hay un 95% de probabilidad de que cualquier hombre con el que hables por la red y se proclame Dom, no lo sea. Este es el punto principal de nuestra primera regla: Cuando dudes, elimínalo, expúlsalo o descártalo. La búsqueda de una pareja dominante que te convenga (especialmente si buscas una relación seria a medio-largo plazo) podría llevarte años. Esto es duro de aceptar, ya seas vainilla o no. Así que no desatiendas alguna de estas drásticas razones. Pero tampoco pierdas tu tiempo. Si alguna de las personas con las que chateas te hace sentir incómodo/a por alguna razón, pasa a otra. No le des la oportunidad de que aprenda a mentirte bien, de que te chantajee emocionalmente o de que abuse de tu ingenuidad. Bloquéalo, ignóralo, y sigue tu búsqueda. Hay una oportunidad entre veinte de que esa persona sea auténtica. Confía en tu instinto.

Paso 2:  Conoce al enemigo.

- Snerts: cazadores de sexo fácil.
- HNG (Horny net Geek): aficionados al cibersexo.
- Wannabes: novatos.
- Control Freak: controladores mentales.
- Violadores o depredadores.

Todos son nuestros enemigos. No pienses que no lo son o que exageramos. En mayor o menor medida un snert o un wanabee te pueden mandar al hospital. La dominación sexual y la sumisión no son ni para aficionados ni para matar el rato frente al PC. ¡No, no, jamás! Aunque esa persona sea la más encantadora  que hayas conocido, si no es Dom, no te va a dar lo que realmente buscas y necesitas, podrían además gustarle cosas que a ti no (como generarte facturas en el médico u otros dolores de cabeza).

Snert:  cazadores de sexo fácil

Esta clase de individuos sólo busca sexo fácil. Tienen la falsa creencia (prácticamente  incurable) de que las/os sumisas/os son simplemente carne fácil. Nada más lejos de la realidad, pero esto no los define a todos. Su edad está comprendida entre los 18-30 años, aunque algunos son más maduros. Muchos están casados, y tratan de animar sus aburridas vidas sexuales con una canita al aire. Son sumisos en potencia y están altamente frustrados sexualmente hablando.
Se les reconoce fácilmente porque casi siempre piden o enfatizan una relación sexual como parte inicial de sus sesiones.

HNG  (Horny net Geek): pajilleros online

Normalmente son los más inofensivos entre todos los enemigos (aunque a menudo los más molestos y desesperantes). Muchos son adolescentes o jóvenes buscando algo de cibersexo rápido o simples llamadas telefónicas, pero lamentablemente, cada día aumenta el número de maduritos que entran en esta categoría. Por norma utilizan lo más sofisticado de la jerga del D/s-BDSM y las sesiones o escenas que describen son demasiado elaboradas como para haber sido improvisadas. Los HNG hacen los deberes, eso sí. Rastrean cualquier sitio para obtener ideas y mantenerse en los chats de D/s-BDSM horas y horas, terminando por aprender la jerga del BDSM.

Los puedes reconocer porque muchos exigen demasiado rápido, cibersexo, llamadas telefónicas o webcam. Les gustan los collares fuera de la red, y pasan horas en los chats jugando con sus cibersumisas. No pierdas el tiempo con ellos.

Wannabes: macarras

Los wanabees son personas que conocen el BDSM, pero que buscan en las personas sumisas o esclavas trabajadoras para su propio beneficio, en definitiva, para abusar de ellas. Frecuentemente las buscan para labores domésticas, prostitución o para realizar otro tipo de ocupación laboral por las cuales no recibirán asignación económica alguna. Suelen robar los pasaportes de sus víctimas o realizar chantajes sobre terceras personas, para lograr su objetivo. A las que consiguen engañar, se les promete un mundo BDSM (sano, seguro y consensuado), pero sólo obtienen una situación de abuso indefinido, de la que es muy difícil escapar.

Control Freaks: controlador mental

El segundo enemigo más peligroso es el Control Freak. Son aquellos cuyos terapeutas y psicólogos llaman personalidades controladoras. Son personas que quieren tener el control absoluto de todo cuanto les rodea. Quieren que su familia y sus amigos sean exactamente como ellos lo ordenan (su palabra es ley). Son extremadamente manipuladores. Esos tipos pueden resultar muy peligrosos, porque realmente están convencidos de que son Dom, y en verdad, no es más que un modo de justificar y enmascarar su disfunción. Muchas sumisas inexpertas se sienten atraídas por estos hombres y mujeres, porque observan que siempre llevan la batuta e iniciativa en todo. Lo verdaderamente irónico y triste es que, una personalidad controladora es lo más opuesto a ser un Dominante.

Los Control Freak pueden ser descubiertos porque suelen hablar de cuidarte y presumen de ser los únicos que saben que es lo mejor para ti. Tratan de jugar con tus emociones, especialmente con la culpa. Critican y se enfadan por lo que tú das a los demás, son los únicos que pueden enseñarte, pues a sus ojos, los demás sólo pretenden aprovecharse de ti. Hablan de relaciones 24/7 sin dar detalles acerca del tipo de escenas que quieren llevar a cabo. Prefieren hablar sobre el aspecto mental de la dominación y la sumisión. Tienden a demandar y a argumentar. Nada de lo que tú hagas o digas puede ser correcto, siempre deben tener la última palabra.

Los Control Freak avanzados se ven muy encantadores al principio. Una vez que enganchan a alguien... es muy difícil escapar.

Violadores y depredadores:

El último tipo de enemigos es el más peligroso: los violadores o depredadores. Lo más aterrador es que no existe un modo fácil de descubrirlos. Los violadores pueden ser cualquier cosa: desde vagabundos, directivos de banco, cualquier miembro de tu familia, hasta personas completamente extrañas. Una de cuatro mujeres sufre un ataque de esta clase de tipos, y uno de cada siete hombres también. La mejor defensa es no mostrarse nunca excesivamente vulnerable. Para defenderte de los depredadores, aprende todo lo referente a seguridad en la red (no des datos personales en las primeras conversaciones, no permitas que tus amigos envíen fotos tuyas o datos personales a terceras personas, ten tu PC protegido con un buen antivirus para evitar programas de rastreo de la ip, etc.).

Los depredadores son los más fáciles de distinguir pues, tienden a ser impulsivos. Si un Dom te ha dicho que necesita verte cuanto antes o notas que después de un tiempo pierde su interés inicial... pon tu culo a salvo y no vayas tras él/ella. Un verdadero Dom (hombre o mujer) no necesita hacerse el difícil.

Paso 3: ¡Conoce tu meta!

Tómate todo el tiempo del mundo para saber qué quieres. A veces resulta difícil para las sumisas/os que empiezan saber qué hacer o cómo hacerlo. Les falta conocimiento acerca de como decidir lo mejor para ellas/os. Así es que... ten avidez por ampliar tus conocimientos. Hay muy buenas publicaciones, libros y páginas en Internet que explican los conceptos, protocolos, técnicas y dificultades del BDSM y de los distintos fetichismos. ¡Así es que ve leyendo e informándote a fondo! Aprende los diferentes tipos de juegos y como te verías en ellos.

Aprende lo que se debe y no se debe hacer cuando vas a una cita a ciegas, practica siempre sexo seguro. Decide cuáles son tus límites y apúntalos en un papel. Toma esto último como un juego personal, y así ves como evolucionan tus gustos y preferencias según vas aprendiendo o experimentando. Pero siempre ten en cuenta, que tu trasero está en juego.

Aprende como actúa un Dom. Recuerda que ser sumiso/a NO significa ser débil. También tienes tus ambiciones. Posiblemente tengas estudios, un trabajo de responsabilidad, una carrera universitaria, unas metas que quieres conseguir en la vida, o un estilo de vida que demanda un alto nivel de energía y control. NO renuncies a nada de esto por tener un Dom en tu vida. Tu poder y energía es algo que quieres darle a alguien en quien confíes, y en situaciones íntimas. Es algo muy personal. Y en respuesta a esto, los Dom son regularmente un complemento.

Nosotros, los Dom, somos gente fuerte también, y tendemos a ser inteligentes. Muchas  veces nos han entrenado profesionales o gente experimentada. De cualquier modo, tendemos a evitar que nuestras vidas y carreras tomen el control absoluto de nuestro tiempo. Nunca he conocido a un Dom estirado/a, muy serio/a o que siempre tenga cara de estreñido/a. Nos gusta tener el control en situaciones íntimas.

No somos opuestos a las personas sumisas, pero somos la pieza del rompecabezas que se acopla a ellas. En otras palabras, no veas a un Dom como la copia exacta de lo que a ti te falta en tu personalidad. No lo encontrarás. No busques al Dom que siempre has esperado o idealizado. Tómate tu tiempo para saber con quien tratas. No dejes tus cinco sentidos en manos de los Control Freak que están al otro lado de la pantalla demandando tu atención. Un Dom auténtico no te pedirá nada hasta que sea el momento de jugar, antes y después de esto, te ofrecerá mucho, siendo una de las cosas más importante... la confianza.

Paso 4: Memoriza el Acid Test

Test 1: ¡Ante la primera duda.... elimínalo, ignóralo! No pierdas tu tiempo con gente que te hace sentir mal. Aunque sea un Dom real, si su personalidad te hace sentir mal, jamás va a ser sano para ti.

Test 2: “Sería mejor que me llamases Amo frente a los demás.” Atención, esa es la luz roja que indica que se trata de un HNG (Horny net Geek) o un Control Freak. Los Dom reales no necesitan títulos o nombres, los adquieren con el tiempo. A muchos Dom reales les gusta decir: “Por favor, llámame por mi nombre de pila.”

Test 3: “Quiero que tomes mi collar en nuestra primera sesión.” Esta es la petición común de un falso Dom, especialmente de los Control Freak. Ellos quieren aislarte del resto de la gente, y sus avisos (como el ciber-collar) son una clara muestra. Los ciber-collares tienen menos valor que uno de verdad.

Test 4: Si en tu Messenger aparece algo como esto “Arrodíllate (esclava, puta, perra, mama-vergas, etc.)”, o algo como “Siempre me has gustado, algún día serás mía”, es una señal de alarma que identifica a un HNG. Usa tu sentido común, ¿quién pierde el tiempo con alguien que no es cortés ni educado? Hay momentos y lugares para usar esos términos y ¡no es en internet!

Test 5: “No necesito responder a esa pregunta” o peor aún “No es adecuado que le preguntes eso a un Amo/a”, son ejemplos de algunas de las más peligrosas mentiras que los Control Freak o Snert usan. En este Acid Test, creo personalmente que esta parte es la más importante. Un Dom está siempre dispuesto a responder a cada pregunta que le hagan, lo hace honestamente y de buen agrado. Es literalmente tu trasero el que está en juego. Nunca olvides esto, y haz TODAS las preguntas que se te ocurran, hasta las que creas que son tontas o sin sentido.

Test 6: “Es mi forma de hacerlo” o “Así me gusta a mí”. Expresiones como estas y similares, son muy empleadas por un Control Freak común. Los Dom también tienen límites, pero son TUS límites los que tienen más importancia. No le permitas a un supuesto Dom lo contrario. No le permitas a un Wanabee lo contrario. Donde juegan un Dom y una sumisa, las damas siempre primero, y su voluntad es la primera que cuenta.

Test 7: No tengas interés por collares online. No tomes decisiones acerca de tu futura pareja basándote en su popularidad en los chats, en el número de mensajes que ha escrito en un foro, en su carita o cuerpo de estatua griega o en que sea un poeta describiéndote escenas por email. Hazte una sencilla pregunta ¿crees que un Dom real perdería su tiempo con el cibersexo? ¿crees que lo perdería escribiendo 30 mensajes al día en un foro? ¿crees que lo perdería estando 18 horas al día metido en un chat? La respuesta es un rotundo NO. Si ya conoces a esa persona cara a cara olvida todo esto, pero si es un desconocido para ti... huye de los que se esfuerzan en tener una reputación en los mundos online. El ciber-sexo es sólo una maldita pérdida de tiempo y te aleja de tu auténtico objetivo.

Test 8: Pregúntale a tu futuro Dom si ha cometido errores durante una sesión. Si te dice que no...huye. Si te dice que raramente los comete, suena sospechoso. Todos cometemos errores, incluso los jugadores más experimentados. Algunas sumisas tienen límites que ellas mismas desconocen, y aún con el máximo cuidado, cualquier Dom puede equivocarse en ciertas ocasiones. Recuerda que el último hombre perfecto fue colgado en una cruz, y tampoco te hubiera servido como Dom. Así es que, permanece a la expectativa, pero sin esperar milagros ni perfecciones con piernas.

Test 9: “Soy director de un banco” o “Llevo las relaciones públicas de (algún personaje importante)”, o “Soy productor de televisión”, o “Soy millonario... bla, bla, bla”. ¿Crees que sería bueno conocer a un Dom con mucho dinero? Por supuesto que sí! Pero también usa un poco el sentido común. ¿Cuántas personas con trabajos absorbentes pasarían horas en un chat? Y razona esto de otra manera: si es una persona que ha logrado muchos éxitos en la vida, hay muchas posibilidades de que tenga una personalidad sumisa en su sexualidad, no dominante.

Test 10: “Tengo 33 años, he sido Master durante 15 años” ¿Qué es lo raro aquí? Cuando le preguntes a un Dom por sus niveles de experiencia (lo cual es muy bueno hacerlo), recuerda que las matemáticas nunca fallan y siempre funcionan en este tipo de casos. A los chicos/as de 18 años (por regla general), no les interesan las cosas intrincadas del BDSM. Ellos/as sólo quieren pasarlo bien. Todos hemos tenido 18 años. Personalmente creo que hay gente que empieza a ser lo que es (ya sean gays, heterosexuales, Dom o sumisas) a muy temprana edad, pero ser Master (Amo) implica madurez y entrenamiento. ¿Cuál es la probabilidad de que una persona se convierta en Master cuando aún usa Clearasil para combatir el acné?

Test 11: ¡Pide referencias! Especialmente si asegura tener mucha experiencia. Habla con sus referencias por teléfono o por webcam. ¡Montones de HNG tienen nicks de mujeres para usarlos como referencias! Las personas experimentadas comprenden perfectamente esa necesidad tuya de saber de él.

Test 12: “Tengo tres esclavas con collar en la vida real, pero ahora no puedes hablar con ellas” Ok, considerando la proporción entre Dom y sumisas auténticas puede ser posible. ¿Pero suena real?
Cuando apliques este Acid Test y falle, y lamentablemente falla a menudo, esta es la última parte. Hay  parejas que buscan una persona extra para agregarla puntualmente. No es extraño en el BDSM. Pero esas parejas buscan juntas, no cada uno por un lado, ni por encargo.

Test 13: “Yo no necesito safe-words (palabra de seguridad)”. ¡Pues claro que no las necesita! Si te dicen esto, estás tratando con un Snert o alguien que nunca ha estado en una sesión real. Otro tipo que no necesita una palabra de seguridad es el violador.

Test 14: “Mis sumisas/esclavas dejan que yo imponga sus límites” Si escuchas a un Dom decir esto es porque, seguramente, sus esclavas sólo viven en su imaginación. O peor aún, sumisa/esclava es simplemente una víctima. Aún llamándose TPE (Total Power Exchange, Intercambio Total de Poder) y otras formas de 24/7 (tiempo completo), las relaciones BDSM-D/s SIEMPRE implican negociaciones cuidadosas en los límites de los participantes.

Test 15: “Estoy casado/a, pero mi esposa/marido no debe saber ni una palabra de esto” Si te debo explicar esto, entonces formas parte del problema. He jugado con muchas sumisas casadas, pero SÓLO con el permiso (y en muchas ocasiones con la participación) de sus maridos. El BDSM-D/s seguro requiere de honestidad completa, pero la real, no la aparente. No puedes construir una buena escena o sesión con mentiras y secretos. Hay mucha gente que puede empezar siendo de una manera diferente, pero toma nota, porque ellos podrían transformarse en adúlteros (y por consiguiente, en mentirosos).

Test 16: Aquí incluye preguntas de tu propia cosecha. A estas alturas ya habrás aprendido mucho de tus errores y meteduras de pata. Si tuviste un contacto a través de internet con un Dom y algo no fue bien en la sesión analiza el motivo. No cometas los mismos errores.

Paso 5: ¡No trates únicamente con los hombres/mujeres que tienes en el ordenador o en tu web preferida!

Encontrar a otras personas sumisas que sean amigables y que compartan tus aficiones o manera de ser es una buena idea. Especialmente si tienen experiencia. Ellas pueden darte perspectivas distintas, apoyo emocional y referencias que legitimen a los Dom que vayas a conocer por internet. Ellas también pueden ser las que sepan que estás en una primera cita, pueden acompañarte o pueden estar pendientes del teléfono si acudes a tu primera sesión. Los beneficios de hacer equipo con otras personas sumisas en tu búsqueda son evidentes.

De cualquier modo, debes ser cauteloso/a sobre lo que escuchas (o lees) decir a otras personas en internet, porque hay un gran número de mujeres HNG que tienen una vida BDSM-D/s únicamente en la red. También esas personas pueden peligrosas.

Existe otra clase de enemigos, en este caso mujeres, que pueden resultar también peligrosas: las víctimas. Una víctima es eso, una víctima de abuso físico y/o mental que puede usar el BDSM-D/s como excusa para seguir negando la realidad de su trágica situación (violencia doméstica o casos de violación, por ejemplo). Frecuentemente esta gente está perturbada. Esas personas no te darán consejos que resulten peligrosos, pero son muy vehementes al insistir en que su estilo de vida sólo es el BDSM-D/s real. Pueden llenar tu cabeza de dudas más rápidamente que cualquier enemigo masculino. Dales un poco de simpatía, diles que las ayudarás, y aléjate cuanto antes (sigue este orden). Puedes sentirte muy cruel o muy ruin, pero es tu derecho. Una víctima de abuso sólo puede ayudarse a sí misma, y cuando verdaderamente está preparada para hacerlo. Si dejas que desahoguen sus frustraciones y miedos en ti, volverán una y otra vez a su infierno particular. Evita que te drenen emocionalmente y te atemoricen. Aleja a las víctimas de ti, porque no puedes ayudarlas, para están los profesionales. Tu trabajo no es salvar al mundo, es cuidar de ti, y ser feliz. Eso ya es mucho trabajo.

Para terminar:

Un montón de trabajo ¿verdad? Lo es. También algunas cosas suenan aterradoras. Lo son. Así que... ¿quien se molestaría en llevar a cabo todo este cuestionario? ¿por qué no conformarnos con el mundo virtual o el cibersexo para no complicarnos la vida? ¿para qué tanto rollo y precauciones? Puedo darte una buena razón: cuando se trata de seguridad y de cuidar tus necesidades, toda precaución es poca. Y conseguir llevar a buen puerto una relación real, física y auténtica, es una de las experiencias más enriquecedoras en la vida

Los caminos fáciles no son los que te llevan a lugares interesantes. Así es que... ármate de valor, de conocimientos, ten paciencia... y al menos encontrarás amistades sin precio. Y con suerte... el premio que mereces. Inicia la odisea, y empieza a caminar. Y no te olvides llevar contigo el Acid Test.

Encuentren sumisas que sean amigables y que compartan sus requerimientos. Especialmente si tienen experiencia; ellas pueden darles perspectivas únicas, apoyo emocional y referencias que legitimen a los Dom que ustedes conozcan en la red. Ellas también pueden ser las safe call mientras ustedes están en las primeras citas con los hombres que conozcan. Los beneficios de hacer equipo con otras mujeres en su búsqueda serán evidentes. De cualquier modo, sean cautelosas sobre lo que escuchan decir a otras mujeres en la red. Si se inclinan en buscar un Dom al instante, los Acid Test podrían aplicarse muy bien. Recuerden para finalizar que nadie puede ser mejor crítico de SU Dominante que ustedes mismas.

Una vez que finalmente has encontrado un Amo o Dominante, debes hacerte la siguiente pregunta, ¿Tengo una relación Sana, Segura y Consensuada o sufro de Abuso?

Tal vez sufras de abuso en tu relación BDSM si dices que NO a alguna de estas preguntas:

¿Das o preguntas por consentimiento?
¿Puedes decir o comunicar tu inquietud de parar lo que esta pasando en cualquier momento?
¿Te sientes bien después de la escena?
¿Tus necesidades y límites son respetados todo el tiempo?
¿Eres funcional todos los días de la vida?
¿Puedes negarte a actividades ilegales?
¿Puedes ir a donde y cuando quieras?
¿Tu relación esta basada en la honestidad, verdad y respeto?
¿Puedes pedir una práctica de sexo seguro?
¿Puedes expresar tus sentimientos de culpa, celos o infelicidad?
¿Te sientes libre de hablar con tu familia amigos o con quien desees?

Obtenido del texto original de MadSciDom

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina