Articulo

La palabra sadomasoquismo proviene de la unión entre las palabras sadismo y masoquismo. Por una parte, el sadismo se trata de la obtención de placer al realizar actos de crueldad o dominio. Por la otra tenemos el masoquismo, el cual se trata de la obtención de placer al ser la víctima de estos actos de crueldad. Por lo tanto, el sadomasoquismo engloba la unión entre las dos técnicas. Pero, ¿por qué los sadomasoquistas disfrutan con el dolor?

Todas las respuestas al sadomasoquismo se encuentran en el cerebro, como casi todo en esta vida. Resulta que el núcleo del dolor se encuentra en el hipotálamo del cerebro. Próximo a este núcleo podemos encontrar la zona referente al placer. Por lo tanto, los humanos disfrutan con el dolor debido a que, en diversas ocasiones, no son capaces de distinguir correctamente entre el núcleo del dolor y del placer. Al confundir los estímulos que reciben, los sadomasoquistas encuentran placer en las actividades dolorosas.

El giro cingulado, más conocido en la comunidad científica como gyrus cinguli, es la zona del cerebro en la que se establece la relación entre el sistema límbico y el neurocortex. Es en esa zona donde se integrarán, posteriormente, las sensaciones del ser humano. El giro recibe la información desde el núcleo anterior, el tálamo y el neocórtex. También se conecta con las áreas somatosensoriales de la corteza cerebral, las cuales se proyectan, posteriormente hacia el cortex entorhinal a partir del giro cingulado.

Debido a la recepción de toda esta información, el giro cingulado, que forma parte del sistema límbico, es capaz de procesar las emociones del ser humano entre las que encontramos el placer y el dolor. Además de las emociones, en esta zona del cerebro también se procesan datos sobre la memoria, el aprendizaje y la conducta.

Pese a que parece que el dolor y el placer son dos sensaciones que no tienen nada que ver, resulta que guardan varios puntos en común. Al hecho de que científicamente la línea que separa el dolor y el placer es muy pequeña hay que sumarle que ambas son sensaciones primariamente físicas. Las sensaciones primarias destacan por su intensidad y tanto el dolor como el placer activan el mismo circuito cerebral, el cual se encarga de liberar la dopamina que provoca la excitación de la personas que están tomando parte en la actividad sexual.


La dopamina se trata de una especie de químico cerebral que permite al cuerpo descubrir una sensación agradable. Este químico funciona de diferente manera en caso de que estemos disfrutando o sufriendo. Cuando estamos disfrutando de una sensación de placer, la dopamina se encarga de generar una sensación de relajamiento y de bienestar. No obstante, la dopamina ejerce de calmante cuando hablamos de dolor, llegando a disminuir el sufrimiento.

Pese a que la sensación del dolor no es adictiva, sí que se convierte en una auténtica adicción tratar de liberarse de ella. Podemos comprobar que esta situación es real al ver que existe gente enganchada a medicamentos opioides para el dolor, como por ejemplo es el caso del Dr. House y su Vicodin. A lo largo de la serie podemos ver al médico consumiendo su Vicodin en una infinidad de capítulos.
Aquellas personas que sufren fuertes dolores crónicos llevan a cabo actividades que causan un dolor menor con el objetivo de buscar alivio. También sucede en aquellos deportistas que se sobreponen al dolor con el placer de poder vencer una prueba. Por lo tanto, el placer del dolor proviene de la experiencia emocional, no de la física. Es por ello que puede ser interpretado como una sensación de placer. Poder jugar con el dolor puede llegar a generar bienestar y esa es la razón de que los sadomasoquistas disfruten con el dolor.

Aquellos que participan en prácticas de sadomasoquismo tienen, por norma general, un umbral de dolor más alto que el resto de personas. Por lo tanto, la idea de sentir que sufren un dolor leve les provoca un alivio gracias a la acción cerebral, lo que se traduce como placer sexual.

Este dolor, que por lo general está causado por otra persona, es beneficioso puesto que se redistribuye a las zonas específicas del cuerpo donde se encuentra el placer. No obstante, podemos encontrar el caso de adictos a estas prácticas, los cuales llegan a practicarse cortes en la piel o a auto infligirse dolor golpeándose y llegando incluso a estrangularse, al ver que su dosis de dolor no es suficiente.

Tomado de: http://www.koboonga.com/2015/09/01/por-que-los-sadomasoquistas-disfrutan-con-el-dolor-y-la-dominacion/

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina