Articulo

 

Es decir, ¿somos enfermos porque nos gustan los castigos eróticos?

Dado que no sabemos que nadie sostenga que la afición a las prácticas de BDSM sea una enfermedad física, recurramos a los expertos en problemas mentales.

La psicología

La psicología habla de sexualidad “normal” y “anormal”. La mayoría de las definiciones de normalidad de la psicología, cuando son desmenuzadas, parecen apuntar a lo que podemos llamar normalidad estadística: lo normal es lo que hace la mayoría de la gente, lo que está de acuerdo con las normas culturales (y anormal sólo puede ser algo diferente de lo que hace esa mayoría).

Por lo tanto lo que es “normal” es variable según el tiempo y las costumbres. (Aunque en general, cuando hablan de “anormal” o “enfermo”, lo definen con detalles específicos, lo que es incongruente.)

Y cuando se habla de parafilias (de dos palabras griegas que significan mas allá y amor, es decir amor que está por afuera de lo acostumbrado, fuera de lo “normal”), se aclara que la masturbación y la homosexualidad, que por mucho tiempo se consideraron enfermedades, desviaciones o “perversiones sexuales” (la calificación anterior de lo que ahora se llama parafilias), son consideradas ahora comportamientos sexuales normales.

Esto implica que lo que ahora la psicología considera “anormal”, tal vez haya sido en otras épocas o sea en el futuro algo “normal”, y por lo tanto, en mi opinión, descalifica a la psicología para ayudarnos decidir si nuestras prácticas sexuales favoritas son malas o no (nos preocupa saber si somos enfermos, ya sabemos que somos diferentes).

Y si nos referimos a “normal” como concepto estadístico, en una búsqueda en el buscador Google, encontré 12.300.000 páginas conteniendo la sigla BDSM (no, no las leí todas...). Parece que no estamos solos.

La psiquiatría

Vayamos a la psiquiatría. Aquí no tenemos que leer demasiado, ya que la Asociación Americana (léase de EE.UU.) de Psiquiatría publica una guía sobre enfermedades mentales, el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual de diagnóstico y estadísticas de desórdenes mentales), que es el libro de referencia principal usado por los especialistas de Salud Mental de EE.UU (y de gran parte del mundo)

En su cuarta y última edición, de 1994, más conocida como DSM-IV, define las parafilias como:

"fantasías recurrentes, intensamente excitantes en sentido sexual, impulsos sexuales o comportamientos que involucran generalmente 1) objetos no humanos, 2) el sufrimiento o humillación de uno mismo o el compañero o 3) niños u otras personas que no han dado su consentimiento, y que ocurren en un período de al menos 6 meses."

Como ejemplo, tomamos la definición de una de las parafilias, el sadismo sexual :

“repetidamente por al menos 6 meses, el paciente ha tenido intensos deseos sexuales, fantasías o comportamientos acerca de actos reales que causen tormento físico o psicológico, o que de alguna manera humillen a otro. Esto causa clínicamente una angustia importante, o perjudica el funcionamiento laboral, social o personal, o el paciente ha actuado estos deseos sobre alguien que no consiente."

Las demás son similares.

Una aclaración: en opinión de muchos profesionales del área se deberían haber retirado el sadismo y el masoquismo como parafilias, como se retiró la homosexualidad, ya que son sólo otras orientaciones sexuales que no tienen nada intrínsecamente malo. Lo que finalmente se hizo fue agregar en DSM-IV "angustia" como componente necesario.

Por otra parte, dice que:

"una parafilia debe ser diferenciada del uso no patológico de fantasías, comportamientos u objetos como estímulo para la excitación sexual"

reconociendo que no todos nuestros juegos puede ser considerados parafílicos.

Pero como quedó, si Ud. está angustiado porque es homosexual, deberían tratar de curarle la angustia. Si Ud. está angustiado porque le gusta BDSM, deberían tratar de cambiarle la orientación sexual. Muchos sexólogos opinan que eso es un error. Pero parece que seguirá, con cambios menores, en DSM-V...

Otras visiones desde la psicología

Recientemente ha aparecido un modelo diferente y muy interesante (si bien apoyado por una minoría) para definir los comportamientos sexuales normales y anormales.

Un grupo de psicólogos, encabezado por el Dr. Judo Marmor dice que un comportamiento sexual “saludable” es aquel que es motivado principalmente por sentimientos afectuosos y ternura, busca tanto dar como recibir placer, discrimina en cuanto a la elección de pareja, y es motivado por tensiones sexuales recurrentes en un contexto de atracción física y afecto.

El comportamiento sexual “enfermo”, en cambio, es usado como un medio para descargar ansiedad, hostilidad y culpa, busca sólo recibir placer, no discrimina en la elección de su pareja y es provocado por tensiones no eróticas que son a menudo compulsivas.A la luz de esta definición, las relaciones de BDSM (y otras) son saludables si siguen estos lineamientos, aún si no están de acuerdo con las pautas culturales, y aún el sexo “normal” es enfermo si no. (El Dr. Marmor hablaba sobre todo de relaciones homosexuales, pero se aplica a nosotros). (1)

Y Dorothy Hayden, una psicoterapeuta con mucha experiencia en masoquismo, y que propone, como nosotros, que es acerca de entrega, y no de dolor, dice

"Una ironía de nuestra profesión es que tratamos de "curar" un sistema de creencias y comportamientos que enriquece y anima la vida de tanta gente. El mantenerlo como patología en DMS-IV y los esfuerzos de tantos terapistas de "curar" masoquistas es en parte responsable por la continua vergüenza, aislamiento y baja autoestima de esta gente creativa, espontánea y valerosa que quiere que se les proporcione la dignidad de elegir su propia forma de sexualidad no explotativa"(2) (nuestra traducción)

Entonces?

La psicología oficial no aporta nada. La psiquiatría, en todas las parafilias y no sólo la que hemos citado, insiste, a mi modo de ver correctamente, que para ser enferma la conducta debe perjudicar el funcionamiento del individuo o ejercer violencia sobre alguien que no lo desea. Solo que, para mi, esto no se aplica sólo a las parafilias. Si una persona tiene una obsesión (con el sexo "normal" o con cualquier otra cosa) que interfiere con su vida, o la actúa sobre personas que no dan su consentimiento, está enferma.

En cuanto a la angustia, creo que depende más de la percepción del individuo de su conducta, que de que ésta sea realmente enfermiza, y esa percepción depende de su crianza y educación y de la presión de la sociedad. Para mucha gente, hasta disfrutar el sexo es malo y produce angustia, ya que el sexo debe ser sólo para procreación, según fue y aún es enseñado por muchas religiones.

En Internet, en la página de una médica terapeuta sexual llamada Gloria Brame (3) encontré lo que tal vez sea la única definición posible:

“sexo normal es cualquier cosa que dos adultos que consienten consideran placentero. Si Ud. tiene la edad legal, si Ud. entiende exactamente en que se está metiendo en el terreno sexual y se siente bien con ello; si Ud. puede encontrar otro adulto agradable que comparte sus intereses y toma las precauciones normales para evitar las enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, Ud. no sólo es normal, Ud. ha sido bendecido.” (nuestra traducción).

Por lo tanto, no se haga problemas, mantenga el juego y diviértase.

Tomado de:

 

http://juvipaos.blogspot.com.ar/2006/04/es-bdsm-algo-normal-es-decir-somos.html

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  •  jade: 
     

    Creo que precisamente el "anormal" es quien no tiene la mente lo suficientemente abierta como para ver que la supuesta normalidad no es mas que otra etiqueta, porque la normalidad por mucho que nos intente vender la sociedad la que en ese momento esté de moda, o prefiera por intereses creados, está en los ojos y corazón de cada uno de nosotros. El problema es que a eso suele llegarse después de años luchando entre correctos e incorrectos, mal/bien, locura/cordura, salud/enfermedad... y así hasta que vas descartando lo que por lógica o sentido común sabes que te sobra y no son mas que lastres que no te permiten ser tu mismo, sin máscaras ni artificios, sin lastres de ningún tipo.

    "La verdad os hará libres"

    Buen artículo ;)

     
     Jan.05.2017 
    0 Me gusta
     
  •  miradazul[_Pirata_]: 
     

    Muy bueno admin... por lo que se ve, aún existe quien cree que el sexo es malo y mas malo, nuestro estilo de vida, o de segunda vida que algunos tienen.... Para mi, la ultima definición es la mas correcta, ya que, si somos mayores de edad y conocemos donde estamos y en que nos metemos y además damos nuestro consentimiento, porque tiene que ser malo o anormal? Anormal es, segun una definición que encontre es:

    Que tiene un desarrollo físico o mental inferior al que se considera normal

    Yo? Yo no me considero anormal de ninguna manera, mi desarrollo físico y mental creo que a veces, incluso, es mas que el de algunas personas que pasan por mi vida.... Así que, a quien deberia yo llamar anormal? A mi o a quien no entiende muchas de las cosas que se le cruzan a su paso por la vida? No se si se entiende bien lo que quiero decir, pero intento aclarar que ni mi forma de ver el BDSM ni yo, somos anormales..... cada uno ya sabra que decir sobre este tema, pero yo, me considero bastante normal, otra cosa es que sea distinta al resto de la gente... distinta mentalidad, distintos gustos y diferente a la gente “normal”.

     
     Dec.22.2016 
    0 Me gusta
     
  •  admin: 
     

    ¿que opinan?

     
     Dec.22.2016 
    0 Me gusta
     
Puntuar
1 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina