Articulo

Muchos padres tienen preguntas sobre cómo y cuándo informar sus niños sobre su práctica erótica. Esto a veces puede no ser una cosa difícil. Aquí están algunas pautas prácticas, que pueden ayudarle a ocuparse de este problema. No tenemos ninguna intención de proveer un programa fácil de diez pasos, puesto que cada situación individual es diferente. Podemos, sin embargo, intentar ayudar con ideas que puedan hacerle más fácil abordar el problema. 

Primero algunas observaciones: 

Nunca realice cualquier actividad erótica delante de menores de edad, no importa la edad del pequeño. En primera instancia porque no es legal (no existe ningún consenso), en segundo lugar porque no es de la incumbencia del menor y en tercer lugar porque se puede hacer un daño serio de psicológico y educacional.

Al contrario de lo que usted puede pensar a la mayoría de los niños no están realmente interesado en la vida sexual de sus padres. De hecho, la mayoría de los niños no desean saber sobre ella. Piense en lo que usted habría sentido si sus padres le hubieran comentado sobre la suya. Se hubiera molestado, ¿no es así? Bien, la mayoría de los niños sienten igual sobre la vida sexual. En la mayoría de los casos es una situación donde los padres solo deben decir a los niños, lo que los niños desean saber. Usted debe considerar sus respuestas. Si no tienen necesidad de saber, si no tienen preguntas, no hay razón para que usted hable o mencione al respecto. 

Educación sexual 

La educación sexual general es algo que los padres responsables deben inculcar dentro de la vida de los menores. La opinión general de los expertos es que una educación sexual tolerante, responsable, amplia se debe incorporar en la educación general de una manera natural. Es decir le de las respuestas al menor en cuanto él las demande. Cuando el menor comienza a preguntar sobre de dónde los bebés vienen, ése es el tiempo de comenzar la educación sexual general y no el " cállate " o " tu papá te lo explicará después". Un formato natural y neutral para la educación sexual, incorporado en la educación total, es recomendado extensamente por los expertos. 

Si estas charlas forman una parte natural de la vida y de la educación los niños, estos crecerán con una opinión más natural sobre la sexualidad y también aprenderán a ser tolerantes hacia la de los demás, y de las preferencias que estos puedan tener. 

Ustedes  pueden hacerlo. No hay ninguna razón de dejar esto solo a los programas de la escuela. Como un padre está en primer plano y cualquier escuela o institución social, será solamente un complemento a la educación de los niños. No hay que sustituir la responsabilidad que tenemos como padres sobre la educación de los hijos. 

Hay mucho más que la educación sexual que " los pájaros y las abejas " o la parte práctica. Está también la actitud de uno, entendiendo y tolerando a los otros que puedan no compartir los mimos valores referentes a: emociones, enfermedades, control de la natalidad, normas y valores sexuales transmitidos, la protección de uno mismo, el entendimiento de su propio cuerpo, los deseos y el comportamiento sexual responsable. De hecho, la aplicación de esos valores viene sola cuando ellos ejerzan libremente su sexualidad. 

Inculcar tolerancia y explicar sobre que hay diferentes tipos de actividad sexual, es importante si usted desea en algún momento explicar sobre formas alternativas de sexualidad. Decir esto no es igual que venderlo. Su mejor alternativa es hacer esto tan natural como cuando explicamos los diferentes sabores del helado. 

Piense. 

Sin falta intente prevenir situaciones de crisis. Los niños son curiosos y su curiosidad conducirá a que sus niños encuentren sus látigos, esposas, juguetes, libros o cuadros, si no los almacena correctamente (es decir bajo llave). Por eso debe intentar y prevenir que encuentran los libros, los juguetes, cuadros, etc. y que fantasee sobre ellos (y diga lo que quiera) sin la información y la dirección apropiadas. 

Si encuentran estas cosas y no le hacen preguntas, ellos hablarán (e intentaran  demostrarlo) con sus amigos y no es inverosímil, dependiendo de su situación individual,  que buscaran consejos sin su conocimiento. Eso no es lo que usted quiere. A menos que haya creado una situación donde es normal hablar de estos temas, no espere que sus niños vengan a usted. Tiene que establecer una situación donde la vida sexual se discuta de una manera normal, madura, que se puede hablar sobre cualquier cosa o no lo harán con facilidad cuando necesiten contarle sus deseos sexuales, preguntas o miedos que pueden tener. Tendrá que desempeñar un papel activo aquí, solo “estar” no es suficiente. En algunas ocasiones, si hay un ambiente sano, vera que ellos dan vueltas solo porque pueden pensar que lo están asustando o desconcertando, por eso siempre mantenga una comunicación abierta con ellos.

Otra crisis bien conocida es la escena siguiente: la madre estar atada en la cama y el pequeño Johnny camina en el dormitorio, quejándose por un dolor. Esto es una escena que primero que todo deseará y prevenir.

Si sucede una situación como esta, hable con su niño inmediatamente (no importa qué hora de la noche sea) y explique simplemente la situación. Si no, posiblemente ya no confiarán en usted al tener ese tipo de problemas más adelante. Recuerde que los padres son los el modelo a seguir por los menores. 

Si está en una relación BDSM con su pareja, ponga a la familia una simple, y clara, regla:  cuando el dormitorio de los padres está cerrado es porque quieren tener un momento de privacidad, si necesitan algo solo deben dar unos golpes a la puerta y esperar que les contesten sin abrir la misma.

¿A qué edad? 

Es difícil dar una pauta general sobre la edad adecuada para informar a niños sobre las formas alternativas de sexualidad. Una cosa sin embargo es cierta, hay muy poco campo para tratar si los temas generales de la sexualidad aun no se han tratado. Simplemente no entenderán lo que usted está intentando explicar. Algunos niños, las muchachas especialmente, comenzarán a entender a la edad de 14 o 15. Los muchachos, generalmente, son más lentos, entre los 17 o 18. En cualquier caso, los temas como las formas de vida alternativas son algo para una edad más madura y ciertamente no para los niños jóvenes. Si no pueden entender el tema, muy probable su esfuerzo resultará ser ineficaz. 

Otro aspecto importante: deles tiempo. Los niños, especialmente adolescentes, pasan con una agitación de fantasías, incertidumbres y de progresos sexuales entre las edades de ocho y quince. El que las niñas comiencen a tener su menstruación, no significa que estén preparadas para conocer todo sobre la sexualidad. El primer sueño mojado tiene apenas tanto impacto como la primera menstruación. No los sobrecargue con información. Especialmente ninguna que vaya más allá de la fase normal de experimentación, de los cambios hormonales y de los dolores. Los niños, los adolescentes especialmente, tienen la necesidad de experimentar, de descubrir su propia sexualidad. Su necesidad de hablarles sobre el BDSM, a menos que la pidan específicamente, es de hecho su necesidad, no la suya. Los planes de estimularlos sobre su inclinación pueden interferir pesadamente en el desarrollo de su propia sexualidad y puede generar problemas serios más adelante. 

También recuerde que los adolescentes son extremadamente receptivos a los temas sexuales en esta edad y que la vergüenza y la incertidumbre son una parte importante de su vida. Están explorando. Déjelos, pero recuerde que cualquier cosa usted les diga ahora será una IMPRESIÓN ENORME. Aquí está un buen ejemplo de cómo es esto:

Un joven, 12 años, tuvo su primer sueño mojado, y su madre le dijo que él tenía una cantidad limitada de esperma disponible y que no debería desperdiciarla. Esto por supuesto lo asustó. Años después tuvo que tomar terapia durante tres años para conseguir sacar esa impresión de su cabeza. Ya que hasta ese momento él había estado demasiado asustado cuando intentaba hacer el amor, por lo que se había vuelto impotente.

¿Qué decirles? 

Bien, como explicamos, los niños no desean saber sobre la actividad sexual de sus padres. Usted tendrá que concentrarse en un acercamiento más general: por ejemplo: explicarles que hay personas homosexuales, bisexuales, lesbianas, que hacen intercambio de pareja, etc. dígales que es absolutamente normal tener preferencias, inclinaciones o fantasías fuera de la corriente principal. Explíquele que va a haber gente que le dirá que es diferente pero que ellos son simplemente intolerantes. 

Una vez que usted haya fertilizado el suelo esta manera, convirtiendo los temas sexuales en temas normales sus niños hablaran y harán preguntas,  (incluso si estas preguntas son difíciles o " anormales") y usted habrá ganado tres cuartos de la batalla. Porque una vez que haya establecido esta situación, que es una estrategia a largo plazo, no solamente le habrá a sus hijos una perspectiva mucho más madura y más tolerante en sexualidad (y quizás, con esta semilla, sea menos probable que llegue con un embarazo a una edad temprana, prevendrá enfermedades de transmisión sexual o cualquier cosa similar) sino que habrá creado un ambiente propicio, donde ellos comenzarán a hacer preguntas. 

Ésta es una estrategia a largo plazo que, idealmente, debe comenzar en una edad muy temprana (el jugar con su propio sexo-órgano no es artificial por ejemplo, todos los niños lo hacen y generalmente en una edad muy temprana). Tan pronto como haya establecido un clima donde los temas sexuales sean tan normales como hacer preguntas de matemáticas para la escuela, probablemente sus hijos comenzarán a hacer preguntas. Ése es el tiempo de hablar del BDSM, porque son más receptivos. Explíqueles en términos bien generales, no les diga " esto es lo que le hace papá a mamá". Más adelante, cuando el suelo este preparado y fertilizado, pueden decirles en forma casual que lo practican.  

¿Cómo? 

La mayoría de los expertos en educación sexual les dirán que la educación es un proceso dual: el educador explica y el niño descubre y explora. Cualquier educador sexual responsable proporcionará material escrito (libros o información de Internet) en el tema así como la explicación, la dirección y la información personal. Eso es exactamente lo que usted debe intentar hacer. Consígase algunos libros (de educación sexual general) y cerciórese de que estos libros muestren su punto de vista sobre la sexualidad. Cuando toque el tema del BDSM: proporcióneles información que puedan leer ellos solos (recuerde que pueden haber hecho su propia investigación), pero cerciórese de que está en un formato que los niños o los adolescentes entiendan. 

Una vez más en su papel como educador neutro, haga un acercamiento general e intente evitar sus PROPIAS preferencias e implicación personales en esta etapa y, reiteramos, mas adelante les puede comentar de manera ocasional que usted también está dentro de esas prácticas. 

En general, los muchachos se vuelcan a  hablar con el papá sobre los temas sexuales, y las muchachas escogerán a la mamá para este trabajo. Por lo tanto la educación sexual es algo que AMBOS padres debe hacer en conjunto. No cada uno por separado. Recuerde: los padres deben educarse primero. 

Comportamiento BDSM

Los padres tendrán a menudo patrones de comportamiento y reglas de la casa, que son el resultado de la dinámica BDSM entre los dos. Algunos ejemplos: el sumiso tiene que obedecer siempre al dominante, ella tiene limitado control sobre el dinero, tiene que saludar de cierta manera. En principio no hay nada malo con esto, pero hay que considerar algunas cosas en esta área. 

Recuerde que usted fija modelos en sus hijos. Si el control del presupuesto es el sistema en su familia, eso no tiene que ser un problema pero que no quiere decir que sus hijos tengan que hacerlo.

Los castigos, arrodillarse y los azotes son inadmisibles cuando los niños están presentes. Usted tendrá que buscar maneras más sutiles de poner en práctica la dinámica BDSM o de contenerse en la presencia de los niños. Si fija los patrones incorrectos, puede general una situación indeseada, desequilibrada o un comportamiento malsano más adelante y esto no se corrige explicando las cosas más tarde. 

Finalmente no todo será tan difícil si usted entiende que no hay necesidad de que los niños sepan su punto de vista. USTED es quien desea explicar la situación, la única cosa que tiene que preguntarse es si eso contribuye a la educación y desarrollo de sus hijos.

En términos generales, la educación sexual tolerante y abierta, es muy BUENA e importante. Evite acontecimientos, incluso sin intención, que intenten proyectar sus necesidades y deseos en sus niños porque eso no es una BUENA ESTRATEGIA. 

 

 

 

Publicado por 

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Recomendar
Info
admin
Administrando dolor...
media/images/membership/1432719678.jpg
Rol
España
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina