Fotos
DONDE LAS MUJERES CAZAN HOMBRES: LAS CACERIAS DE ZORROS DE LAS DOMINATRICES

DONDE LAS MUJERES CAZAN HOMBRES: LAS CACERIAS DE ZORROS DE LAS DOMINATRICES

 

Fuente: Ozy.com .

 

Reino Unido

Quince hombres se tambalean por la campiña inglesa, desnudos aparte de sus zapatos, máscaras de paintball y protectores de ingle. Sus muslos están raspados y magullados por las caídas, sus nalgas con rojos arañazos. Cuando un látigo chasquea detrás de los hombres, uno de ellos tropieza y cae. La dominatriz Mistress Medulla se encuentra encima de su captura. Al principio se encoge y luego sumisamente asiente con la cabeza. Él le pertenece durante el resto del fin de semana para ser pisoteado, azotado, amordazado como ella quiera, o al menos hasta los límites estrictos escritos en su collar de cuero.

Las cacerías de zorros humanos son una fantasía esotérica, incluso para la gente de BDSM que ya es de por si sexualmente aventurera. Muchas de estas cacerías incluyen  dominatrices con corsés que persiguen a sus presas a través de los bosques, sus presas sumisas ansiosas por ser atrapadas. La cacería se lleva a cabo en todo el mundo: se realizaron cacerías recientes en Inglaterra, Australia, Florida y California. Es un área de nicho creciente de dominación femenina (femdom), donde (en su mayoría) los hombres pagan por el derecho a ser sumisos. Pero las partes interesadas no pueden aparecer sin más. Para poder unirse a la cacería, se debe completar una solicitud, presentar una recomendación y tener una presencia establecida en comunidades fetichistas como Fetlife . Para los sumisos auténticos, trabajar para conseguir el acceso es parte del proceso.

NO ME ILUSIONA LA IDEA DE RECIBIR UNA BOLA DE PINTURA EN MI POLLA. PERO POR ESTARTO TALMENTE BAJO EL PODER DEL AMA , BIEN VALE LA PENA

Thomas, sumiso

 

La primera vez que hicimos una caza de esclavos, los bombardeamos con huevos, dice la Señora Natalya Sadici, que dirige la Orden del Indómito, un retiro de esclavos de fin de semana con sede en Florida que organiza cacerías varias veces al año. Los esclavos salen a la propiedad con ventaja: tenemos cinco acres para que corran. Los huevos resultaron pegajosos y malolientes en el calor de Florida, por lo que Sadici y las otras Amas cambiaron la munición a bolas de pintura lanzadas con tirachinas. Los esclavos usan calzado (hay caimanes en Florida), gafas de protección y un collar. Nada más. Y siguen reglas estrictas. Tenemos un sistema de reglas de cómo debe comportarse un esclavo, dice la señora Natalya. No pueden hablar a menos que se les hable. Los mantenemos a raya todo el fin de semana.

La Orden de Indomitus fue fundada en 2010; sus cacerías comenzaron en 2013. Los esclavos pagan $ 2,200 por un fin de semana de adoración, que incluye flagelaciones y dormir en jaulas cerradas con llave (sin cargo adicional). Las cacerías tienen tantas solicitudes que limitan el número de participantes. Su mayor evento involucró a 12 esclavos (un total de $ 26,400, para aquellos de vosotros que estéis haciendo cálculos). Thomas, un representante de servicio de atención al cliente de 35 años de Inglaterra, que pidió que no se usara su apellido, está considerando asistir a una cacería el próximo año. La idea le parece muy emocionante, y lo bueno de esto es que cualquier reserva que tenga sobre participar solo aumenta su excitación. "Por supuesto, me preocupa que me lastimen y pasarlo mal", dice. "No me ilusiona la idea de una bola de pintura golpeando mi polla. Pero estar bajo el control de una Ama tan completamente, bueno, eso valdría la pena".

Aunque cada cacería de esclavos es diferente, me dicen repetidamente que todas están inspiradas en el "Otro Reino Mundial", un lugar al estilo de Tolkien que suena como un cuento de hadas pervertido. Pero aquí la verdad es más extraña que la ficción. En 1996, un grupo de dominatrices unidas para establecer una micronación en una parte remota de la República Checa. No puedes estar en la industria y no conocer OWK, dice Mistress Ayn, una dómina con sede en Atlanta. Es como decir que eres un fan del fútbol, pero nunca has oído hablar de John Elway. Las mujeres dominatrices residían en un castillo del siglo XVI, atendidas por esclavos varones que dormían sobre paja, hacían reverencias ante cada mujer que se encontraban y se alineaban para los latigazos diarios. Era una utopía dominada por las diosas del látex. Las dificultades financieras obligaron a OWK a disolverse alrededor de 2008, pero las dóminas milenials mantienen el faro encendido con las cacerías modernas.

Para aquellos que no pueden asistir en persona, hay una alternativa de Second Life. El mundo basado en avatares ha perdido seguidores desde su lanzamiento en 2003, pero los practicantes de BDSM han encontrado que sus espacios fabricados son perfectos para la caza virtual de esclavos. Dominion, Roawenwood y otros grupos realizan cacerías donde los esclavos capturados se someten a cada capricho de sus Amas. Hay suficientes de ellos como para que el blog Second Life Hunt fuera creado para narrar las persecuciones, las capturas, los castigos.

Por supuesto, la versión de la vida real es infinitamente más satisfactoria, pero también sigue siendo más difícil de alcanzar, ya que muchas dóminas no tienen los recursos o la demanda para realizar una cacería. "Nunca he recibido una solicitud para una escena de caza", dice Mistress Selina Raven. La dominatriz del norte de California está intrigada por el concepto, pero dice que sería un desafío hacerlo profesionalmente: una dominatriz responsable debe pensar en la seguridad del lugar, los permisos y las instalaciones médicas. La Sra. Ayn, con sede en Atlanta, se burla de esto. La idea de cazar [hombres] en el bosque parece una farsa. No es parte de ser una dómina profesional. Ella agrega, sin embargo, que no es una persona a la que le guste el aire libre. "Recibir arañazos, picaduras, y ensuciarme no me atrae", dice ella. Me gusta una mazmorra bonita y limpia.

La sexóloga de Bay Area, la Dra. Sandra Lindholm no cree que la caza de esclavos se convierta en algo de moda para el juego BDSM. Ella piensa que las implicaciones sociopolíticas, como la experiencia de los esclavos afroamericanos, disuaden a muchas personas. Sin embargo, mientras las cacerías sean seguras y consensuadas, ella no tiene ningún problema con ellas. Sentirse libre de no tener el control puede ser muy eróticamente emocionante, dice ella. [Solo hay que asegurarse de que] los participantes puedan diferenciar entre fantasía y realidad.

Para aquellos que fantasean de esta manera, Ama Natalya Sadici dice que a menudo es una reacción a la sociedad patriarcal de hoy: muchos hombres encuentran muy atractivas a las mujeres que abrazan su poder.

Ver fotos más grandes: www.ozy.com .

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  •  GemaEsther: 
     

    La única crítica que puedo hacer es de matiz purista filológico: Al igual que el extinto OWK, Other World Kingdom, debería haberse llamado OWQ, Other World Queendom, pues eran ellas las que ejercían allí la potestad. La sociedad de las damas cazadoras no puede llamarse "Order of Indomitus", sino ".. of Indomitae, en femenino,

     
     Apr.19.20201 respuestas1 respuestas 
    0 Me gusta
     
Puntuar
3 votos
Publicidad
300x250
Recomendar
Info
admin
media/images/membership/1551912362.png Hombre Dominante
37 años, Alicante
ES, España