Fotos
Así se gana la vida una dominatriz financiera

Así se gana la vida una dominatriz financiera
ELLA chantajea a los hombres, usa sus tarjetas de crédito e incluso agota completamente sus cuentas bancarias, pero nadie se queja.

Fuente: News.com.au.

 

 Internet hahecho que comprar, encontrar recetas, leer reseñas de restaurantes y jugar juegos en línea sea más fácil.

Por otro lado hay personas como Olivia Coxxx que usan Internet para obtener unos ingresos decentes.

No es una emprendedora tecnológica con una empresa innovadora, sino una dominatrix que ayuda a los hombres a explorar sus fantasías más profundas en lo que ella describe como un entorno seguro y profesional.

Su especialidad?
Ella no ofrece infligir dolor a nadie. En cambio, prefiere castigar y humillar a los machos beta, especialmente financieramente, y tiene muchos clientes que están felices de pagar por la experiencia.

Los clientes pueden pagar  100 $ por 20 minutos de contacto en Skype o conocerla en persona con un precio de  450 $ por una hora o  800 $ por dos.

La joven de 25 años de Melbourne dice que resuelve los términos y condiciones antes del pago y una vez que los fondos se ingresan en su cuenta, ella  brinda el  servicio.

¿QUÉ TIPO DE COSAS QUIERE LA GENTE?
Los servicios ofrecidos por las dominatrix financieras son complejos, como poco.

Olivia dice que uno de los más básicos es "ignorar", este es un servicio en el que los clientes pagan por el acceso a su cámara web para que puedan verla comprar regalos en línea con su tarjeta de crédito.

"Un cliente me paga para tener una sesión en la que me siento y le ignoro , por lo general estoy charlando por teléfono con mis amigas sobre los  patéticos machos beta" ella dice a news.com.au.

"Creo quelos clientes quieren sentirse desvalidos frente a una mujer atractiva"

A partir de aquí, las cosas se ponen un poco más kinkis con Olivia que usa el chantaje para extorsionar a sus clientes, solo que no es tan nefasto como parece.

"Aquí es donde un cliente se organizará para ser chantajeado de forma consensuada para realizar actos sexuales o pagar dinero", dice ella.

"Puedo revisar cosas privadas como Facebook y amenazar con contarles a sus amigos y familiares sus secretos sucios."

"Los límites y condiciones siempre se aclaran antes de la reserva".

La madriguera de la dominación financiera también conduce a otro popular servicio de ella, el conocido como "acompañante gay", en el que los hombres se convierten en trabajadores sexuales para recaudar fondos para los servicios de ella.

"Soy una de las únicas trabajadoras sexuales en Australia que ofrece este servicio. Recibo muchísimas solicitudes para esto, pero muy pocas llegan a hacerse efectivas", dice.

"A menudo, los clientes pedirán hacer esto si están interesados en fin domme [dominación financiera] y no tienen fondos. Puede ser difícil ya que el cliente debe seguir las leyes de trabajo sexual del estado en el que me visita."

"A menudo es solo una fantasía de la que quieren hablar en sesión, pero en realidad nunca se lleva a cabo, sin embargo, he tenido algunos esclavos que siguen este  estilo de vida que han disfrutado mucho siendo escoltas para mi beneficio."

DRENAJE FINANCIERO
El concepto de la profesión de Olivias no es nuevo, existen una serie de sitios de citas para personas que buscan recibir regalos o dinero por tener una relación.

Pero desde la perspectiva de una fin domme, el propósito siempre es que el cliente se sienta excitado por servir a "una entidad superior", que resulta ser ella.

Si bien esto puede parecer una forma fácil de ganar dinero, la joven de 25 años admite que esto está lejos de ser una forma de hacerse rico rápidamente.

"La interpretación errónea sobre lo que es el  fin domme es que los clientes simplemente llamen pidiéndote  que recibas cantidades exorbitantes de dinero por nada. En la vida real hay mucho más que eso", dice.

"Porque este es el estilo de vida que han elegido muchos de mis clientes, a menudo no tienen mucho dinero, incluso aunque tengan trabajos o carreras bien remunerados, generalmente atienden a varias amantes."

Olivia dice que pasó varios años construyendo una carrera para ella en esta subcultura única.

"Esto no es algo que hago todos los días, puede que trabaje varias veces a la semana", dice.

Soy muy rigurosa al investigar nuevos clientes. Diciendo esto ya se ve, sin duda que es una industria rentable."

Al igual que cualquier profesión, hay algo bueno y algo malo.

En el caso de Olivias, lo malo suele suceder cuando sus clientes intentan recuperar el dinero.

"He notado que muchos clientes pueden experimentar el remordimiento de los compradores" después de una sesión de consumo", dice.

"Consienten en ser exprimidos financieramente en ese momento, pero luego intentarán revertir las transacciones o estafar a los proveedores de servicios."

"Esto es muy problemático: imagine que usted hace su trabajo y luego su empleador repentinamente, al final de la semana decide que no quiere pagarle."

Olivia dice que por esta razón es muy importante mantener límites claros, determinar exactamente cuáles son los límites de los clientes y garantizar que todos los pagos se hayan liquidado antes de que se entreguen en cualquier momento.

Cuando se trata del alcance del gasto, la dominatrix admite que ella es la  responsable de drenar por completo las cuentas bancarias de sus clientes, un hecho por el que no siente ninguna culpa.

"Somos dos adultos que dan su consentimiento que han decidido previamente todos los límites y términos del acuerdo. Estoy haciendo mi trabajo: me han buscado activamente para hacer esto, no me acerco a ellos, se me acercan ellos a mi", dice.

"¿Se siente mal un abogado cuando entrega una factura a sus clientes? Odio esa sugerencia, implica que el dinero obtenido a través del trabajo sexual es menos válido que otras industrias."

LAS REALIDADES DE SU PROFESIÓN
Olivia siempre había sentido curiosidad por la industria del sexo y, justo después de cumplir 18 años, intentó trabajar como acompañante por primera vez, antes de probar el stripping y trabajar como una chica cam.

Pero no fue hasta hace poco que comenzó a centrarse en desarrollar sus habilidades como humillatrix y fin domme.

"Realmente amo este trabajo. Es mi pasión y si estuviera más aceptado socialmente, diría que haría esto para siempre", dijo.

"Esperemos que el estigma en torno al trabajo sexual cambie. Hace que cosas como solicitar alquileres y préstamos sea muy difícil."

"Es una batalla cotidianaenseñar a la gente sobre las realidades del trabajo sexual para que puedan entender que es una profesión legal y válida."

Olivia está agradecida aInternet, ya que ha cambiado la industria a lo largo de los años, lo que facilita la conexión de clientes con personas para cumplir sus fantasías.

Sin embargo, Internet tiene sus desventajas cuando se trata de ocultar las identidades de las trabajadoras sexuales, algo que aprendió por las malas.

"Yo solía ocultar mi identidad principalmente para evitar que mi madre supiera el alcance total de mi participación en la industria", dice.

"Sin embargo, mi identidad fue revelada a mi madre por un ex compañero y otro trabajador recientemente, por lo que ahora revelo mi rostro en mis anuncios".

Afortunadamente, su madre y sus amigos la han apoyado, incluso aunque se preocupen por su seguridad.

"A veces experimento el estigma y la alienación de conocidos, pero una vez que hablo con el individuo y aprenden más sobre la industria, generalmente se sorprenden gratamente."

Ver más fotos más grandes en video: www.news.com.au.

ENLACES:
Sitio web: Oliviacoxxx.com .



 

Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  •  Radom: 
     

    Esto simplemente es prostitución.... pura y dura.... Cualquiera que conozca el mundo de la prostitución convencional verá claramente que la estructura de la actividad y la casuística que cuenta esta señorita son exactamente iguales a la que se producen a diario en el ejercicio de la prostitución en cualquier local público o privado..... la única diferencia se basa en el toque o estética bdsm que le da a su “negocio”.... Está señorita no es una Domina.... Tan solo es una puta que enseña sus pezones apretados en látex con una fusta en la mano.... Esto es tan solo una simple cuestión de eufemismos y perversion del lenguaje.... Así pues, en la prostitución estándar también se da el caso de que una señorita a partir de 300 euros a la hora deja de ser PUTA para convertirse en una SCORT DE LUJO o simplemente en una  “acompañante o asistente” al final no es más que una cuestión semántica, en la que por una cuestión de CANTIDAD  €€€€.  se cambia un nombre o definición, pero no se cambia lo que hacen ni lo que son..... del mismo modo que el hecho de meterle tres plumas en el culo a un señor no lo convierte en un águila.    Seamos serios....

    Lo que realmente me cabrea es el desprecio implícito con el que estás PROSTITUTAS pseudo BDSM tratan a las otras trabajadoras del sexo marcando distancias al no identificarse con ellas y a mayores arrogándose de forma implícita una supuesta dignidad en su actividad en base a una burda estética que les permite colarse de refilón en modo de vida tan noble y desconocido como es el BDSM ... REPITO una vez más.....  Todo ello a pesar de actuar del mismo modo básico como cualquier otra prostituta de la calle o de un club y como no.... por el mismo interés .... DINERO.... 

     
     Dec.20.2019 
    4 Me gusta
     
Puntuar
4 votos
Publicidad
300x250
Recomendar
Info
admin
media/images/membership/1551912362.png Hombre Dominante
37 años, Alicante
ES, España