Fotos
Dirigía un club de fetichismo sexual en Miami. Ahora va a prisión por asesinato.

Fuente: Miamiherald.com

EE.UU.

MIAMI Hace tres años, Luis Moya estaba abriendo Hammer Nails, un club de fetichismo sexual de Miami que presentaba una mazmorra, jaulas y equipos de descarga eléctrica.

El viernes, se sentó esposado en un entorno diferente: en una sala del tribunal, vestido con un mono naranja, frente a la familia de Ana Rosa Moreno, su ex compañera de habitación a la que estranguló hasta la muerte.

"El simple hecho de que ya no puedo llamarla o enviarle un mensaje de texto para decirle que la amo me duele tanto", dijo Wendy Moreno, su hermana, al tribunal.

Ella lo llamó un monstruo que decidió terminar con su vida por razones egoístas.

Moya, de 52 años, no se disculpó y no dijo nada cuando una juez de Miami-Dade lo condenó a 45 años de prisión por asesinato en segundo grado.

"A su edad, Sr. Moya, 45 años será una cadena perpetua", le dijo la jueza de circuito Marisa Tinkler Mendez.

Los miembros del jurado condenaron a Moya en junio. Los fiscales de Miami-Dade, Suzanne Von Paulus y Stewart Hedrick, abogaron por una sentencia de cadena perpetua, diciendo que Moreno, de 21 años, murió de una de las formas más horribles en que un ser humano puede morir.

Los abogados defensores de Moya dijeron que era padre de un niño y que tenía una serie de negocios a lo largo de los años, incluida una empresa de cultivo de tilapia y una compañía de excursiones en barco. Todavía podría contribuir a la sociedad, dijeron los abogados Lauren Dawson y Alex Saiz.

Dawson dijo que darle una cadena perpetua al Sr. Moya supone una gran carga para los contribuyentes.

El estilo de vida y el trabajo de Moya no se compartieron con los miembros del jurado.

En 2016, Moya abrió el club fetiche en Wynwood, que promocionó como un espacio seguro para las personas que disfrutan de BDSM, un acrónimo de bondage y sadomasoquismo.

"La gente piensa que BDSM consiste en proporcionar dolor a alguien todo el tiempo, pero no tiene nada que ver con eso, dijo Moya al Miami New Times en 2016. La mayoría de BDSM se trata de tener control sobre los sentimientos y creencias de alguien y hacerles sentir genial. Son humanos; El sexo es parte de todos los estilo de vida humanos".

En el juicio, los miembros del jurado escucharon que estranguló a Moreno, que trabajaba en un concesionario de automóviles y vivió un tiempo con él en su casa de Kendall. Moya le había mentido diciendo que solo tenía 37 años y que era un rico empresario brasileño.

Los fiscales dijeron que Moya se enfureció con Moreno después de que ella se mudó.

La policía descubrió su cuerpo en la manzana 2900 de Southwest First Avenue temprano en la mañana del 15 de diciembre de 2018. Los investigadores inicialmente creyeron que era una víctima de una sobredosis, hasta que una autopsia reveló que había sido estrangulada.

Moya admitió ante los detectives de homicidios de Miami que ella regresó a su casa esa noche. Afirmó que ella exigía dinero, luego le pidió que la dejara en The Roads, un barrio de Miami. Al principio, admitió que la llevó allí, pero afirmó que ella salió, se metió en el coche de otra persona y él se fue.

Pero los miembros del jurado vieron un video de vigilancia que lo mostraba arrojando su cuerpo y conduciéndo en su Honda Accord. Cuando la policía le mostró el video, Moya cambió su historia y negó que el coche del video fuera el que conducía.

El estado también presentó registros de peaje que lo muestran conduciendo desde Kendall a Miami, mensajes de texto que describen sus conversaciones enfadadas y sus búsquedas en Google que lo llevaron a desactivar el GPS en su automóvil antes de desechar el cuerpo.

El asesinato devastó a la familia Moreno. Ella había planeado asistir al Miami Dade College, y posteriormente unirse al ejército. Su hermana dijo que incluso esperaba convertirse en policía o abogada, y la describió como un espíritu libre.

"Ella tenía la risa más contagiosa que te puedas imaginar", dijo Wendy Moreno.

La familia quedó satisfecha con la sentencia de prisión de 45 años.

"Ella veia lo bueno en todos, incluso cuando alguien no se lo merecia", dijo Wendy Moreno. "Es trágico que alguien en quien confiara le haya hecho algo así".

 



Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
Puntuar
0 votos
Publicidad
300x250
Recomendar
Info
admin
media/images/membership/1551912362.png Hombre Dominante
38 años, Alicante
ES, España