.

.

___

Vecindario BDSM

En este mundo tan grande y variado en el que la base es el respeto, a veces es complicado distinguir entre lo que es correcto o incorrecto y lo que puede quedar a libre interpretación. Pero hay una cosa que tengo clara: ser incorrecto, si todas las partes lo consideran correcto, es correcto.

 

En el poco tiempo que llevo instalada en mi bonita casa llamada Honestidad, en la calle BDSM, me he cruzado, encontrado e incluso he pillado intentando invadir mi vivienda a muchos supuestos vecinos que lo único que querían era un poco de carnaza para divertirse y que olvidaron por completo que como ciudadana tengo derechos y que todo crimen tiene penitencia.

 

Mas esto no es lo que más me ha molestado. En el barrio todos tenemos perros. Unos perros son grandes, mansos y obedientes, y otros perros son pequeños, protestones y ruidosos. ¿Y sabéis qué? Que a cada uno le gusta su perro. Le gusta porque es emocionante jugar con él, porque acata sus órdenes con ilusión o porque tiene una forma muy graciosa y adorable de rascarse la oreja con la patita. Pero algunos dueños llegan a despreciar al resto de vecinos e incluso a sus perros por ser distintos. Según algunos, si un perro no sabe acatar 50 órdenes distintas y hacer 20 acrobacias, ese perro no vale más que la m*erda que caga. Y a su amo le aplica lo mismo. Muchos deciden que como no está todo el resto de perros educado como el suyo, el resto de dueños lo hacen mal. Y así de rápido y espontáneo, comienza a criticar a sus mascotas y a intentar comerles el coco a los dueños para cambiar su forma de pensar y cuidar y amar a su perro.

 

¿Por qué es necesario todo esto? ¿Por qué crees que tu forma de educar a tu perro es la única correcta? Tal vez a tu pug le gusten los paseos cortos y calmados y largas sesiones de sueño, pero existen 20 mil razas de perros de caza que necesitan correr y ser libres y luego una larga sesión de mimos. Y aún así, todos tienen un alfa, su amo. Antes de criticar los collares del resto de caninos, mira que el tuyo tiene la misma correa, y si dejas metida tu cabeza en asuntos ajenos, a lo mejor no ves a tu mascota soltarse y escaparse lejos.

 

Así que como integrante de esta comunidad de vecinos solo tengo una petición: Por favor, no nos caguemos unos a otros en los jardines o dejemos que nuestros perros meen en las flores del resto, secándolas e intentando tapar la hermosura que una persona distinta a nosotros puede lograr hacer florecer.

 

Respeto.

hurricane_nala Jan.09.2019 9 447
Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
10 votos
Post info
Jan.09.2019 (hace 277 dias)
Acciones
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina