___

VIVENCIAS DE UN DOM (Part.1)

Un día en el parque, vi a una chica sentada en un banco que estaba llorando de forma desconsolada. Me quedé un instante en la cercanía observándola y después me acerqué hacia ella.

 -¿Te ocurre algo? ¿te ha pasado algo? – la pregunté.

- ¡No! – me contestó sin mirarme y con un grito ahogado por las manos que tapaban su cara.

- ¿Estás segura? – insistí.

- ¡Mi novio me ha dejado! – me contestó al final al ver mi insistencia y preocupación.

- Si tu novio te ha dejado ¡algo le habrás hecho! – la repliqué.

- ¡Pero... tú... eres tonto y gilipollas! – me gritó, después de un lapsus de tiempo mientras el cual aprovecho para secarse sus lágrimas y me miraba por primera vez entre asombro y desconcierto.

- Cuando me acerqué a ti lo hice con ciertas premisas y con dos objetivos; el enterarme de qué te había pasado y el evitar que siguieras llorando. Ambos objetivos los he cumplido – y la seguí contestando – además de ello y con tus malas formas de contestarme me has demostrado que estaba en lo cierto con razonar a tu novio.

Me alejé de ella, observando que ya no lloraba y que ya no pensaba en su novio. ¡Pensaba en mí!.

 Las personas siempre esperan lo previsible, la mente humana está diseñada para esperar la respuesta del razonamiento fácil, lo más lógico, y cuando rompemos ese esquema es cuando verdaderamente vemos la esencia de las personas, en su mirada, en sus gestos, en su voz. Lo normal al hacer una pregunta, es que nuestra mente ya ha seleccionado una serie de posibles respuestas lógicas. Solo cuando la respuesta se nos escapa de la lógica es cuando reflejamos todo lo oculto que llevamos; el asombro, los miedos, los deseos, las envidias... la verdadera esencia de la persona.

Filosofo-loco hace 12 dias 3 114
4 votos
Post info
Filosofo-loco
media/images/membership/member.png Hombre Amo
51 años, Santander
Feb.18.2021 (hace 12 dias)
Acciones
Publicidad
300x250