.

.

___

Reflexión y oda a los amos

Hoy iba a escribir otra de las sesiones entre Amo_Hades y yo, su humilde objeto. Pero ayer sucedieron una serie de cosas, que salían del entorno controlado y cercano de una sesión, y me inspiró a este texto. Son en ciertos momentos clave en los cuáles un sumisX siente que ha escogido bien (o no) abrir su mente, cuerpo (y en ocasiones corazón) a su nuevo propietario. También es cierto que si el rol evoluciona a esclavX, esa duda o reflexión no debería hacerse (pero pregunto aquí y ahora... ¿quien logra controlar en toda su totalidad e incluso fuera de una sesión su mente?). Con lo cuál, en algún momento, aunque sea aisladamente, este pensamiento nos pasa por la cabeza.

Realmente considero que tuve mucha suerte de que la vida, destino o casualidad me hicieran topar con mi actual dueño. También considero que para alguien tan vulnerable, maleable, fácil de herir (pero también de dominar) como esta humilde esclava, fue una confianza extra el hecho de que esta persona (por cosas de la vida) fuera mi mejor amigo desde hacía tanto tiempo. Me dio un empujón extra para abandonar mis miedos, temores, y experimentar lo que siempre había querido. Se que cualquier desconocido deja de serlo si se tiene una oportunidad y se pasa del primer "hola", pero espero que comprendáis el giro que dio mi vida de la noche a la mañana, y la importancia de tener puntos donde aferrarme. Gracias a eso, pude ser yo, como siempre había querido. Y aunque creía erróneamente que, me sería difícil tomar en serio las órdenes y palabras de mi mejor amigo, el también era internamente, y de manera innata, un dominante. Y eso creo que ayuda mucho: todos hemos empezado en esto, y es inevitable ser torpes, inexpertos o estar nerviosos. Pero ustedes, queridos amos y amas del mundo, tenéis una magia en vuestro interior que sería casi imposible de definir por un ser tan torpe como yo, aquí y ahora: vosotros hacéis de lo más forzado, lo natural. De lo más duro, lo que nos parece más bello. De lo que a otra persona le haría huir, algo magnético, atrayente, necesario. Sois necesarios e imprescindibles. En vuestra mirada, manera de actuar, voz, gestos...hay magia. Sois magos, queridos propietarios (o en proceso de serlos). Y entre toda la magia, esta esclava entregada y enamorada, no puede evitar ver lo más mágico y cercano a la herejía (por creer un Dios) que a su dueño, su querido amo. 

Y no, este texto no es solo irreal, no es solo llevado por las endorfinas de una sesión. Si pude llegar a asimilar ayer todo esto, es porqué he comprendido que mi amo, como humano tiene muchos defectos. Porqué no hay nadie perfecto. Pero dentro de esos defectos (y de la lista interminable de los míos, y como estos chocan) vi esa perfección. ¿Y por qué? porqué realizó esa magia que hace en nuestras sesiones: porqué hizo algo inesperado, que yo jamás hubiese creído o útil o adecuado, y fue precisamente con esa forma de hacer, ese final, ese hablar de todo y llegar a una conclusión, que me quitó un peso de encima. Que me alivió de la carga mental y espiritual de problemas de la vida laboral que me atormentaban.

Y es que cuando se da el control de tu vida a una persona, es una decisión de riesgo, puede que buena o mala. En este caso, una vez más, no me queda suelo suficiente para arrodillarme y agradecer de lo correctísima de esta decisión. De lo difícil que es en esto, como en cualquier otro tipo de relación, dar exactamente con la persona que te complemente del todo: con la que tenéis roles y fantasías compatibles, que te domina tal y como necesitas, y te consuela cuando es necesario y del modo que necesitas.

Mi dueño, si algún día se va, dejará una huella infinita en mi interior. Por más que yo supiese de la atracción sexual que sentí desde siempre del hecho de ser dominada, no ha podido ser sino que gracias a él que he podido ver de cerca esa magia, esa magia de la que no se suele hablar tanto. Y no es fruto de la nada, también tiene su trabajo. Hoy mi homenaje va a los dominantes, para recordaros el rol tan bello que ejercéis, para reconocer el estrés y la carga mental que supone el controlar escenarios, situaciones, el saber actuar con mentes humanas (que no siempre reaccionan igual, que no siempre siguen el mismo sendero de actuación). El homenaje es a todos ustedes, y en especial a mi adorado e idolatrado dueño: porqué esta perra que ahora escribe, tenía una vida vacía, rota y fragmentada por absolutamente cada área de ella. Y él, solo el, mi Sr. Hades consiguió recoger los pedazos de una vida rota, y arreglarlos, juntaros, darles sentido, amor, cariño...disciplina y dominación.

Nunca me sentí más libre que con sus cadenas, más feliz que con sus castigos, más amada que con sus embestidas: le adoro, mi dueño. A sus pies.

Bambi_bunny{AH} May.27.2017 8 1394
8 votos
Acciones
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina