.

.

___

La leyenda de la primera esclava.

 La historia que mi amo Zaltar, mercader de Ar, me contó.


(Esta es la historia contada por Zaltar, mercader de Ar, quien después de haber usado a su esclava ylra, en el jardin de su cilindro, miraba las estrellas bajo las 3 lunas de Gor.)

    Mira ylra, ¿Ves en el cielo esa zona oscura que parece vacía y en la que no hay ninguna estrella en los alrededores?. Pues en Gor los poetas cuentan una bonita leyenda de ella. Y es la siguiente:

    Ella se puso de rodillas agacho su cabeza para no mirarles a los ojos y dijo:
- Si... amos, lo que vosotros ordenéis. Esta.... esclava se rinde a todos los hombres.
Más tarde, ya como esclava, con el resto de chispas los Reyes Sacerdotes grabaron un Tor-Tu-Gor en su cadera izquierda, a la que los hombres llamaron "Dina", por ser tan parecida a esa flor, y tan abundante en Gor.

    "Cuentan las leyendas que los Reyes-Sacerdotes fueron los creadores del universo y todo lo que contiene. Pero al crear el cielo y sus estrellas dejaron ese hueco oscuro reservado para la estrella más brillante y bonita que pudiesen crear. Pero como en su pensamiento ya tenían la idea de crear a el hombre, esperaron a crearlos primero para que ellos pudieran ver el nacimiento de tan brillante estrella. Durante algunos siglos la luz de la estrella iluminaba el paso de los caminantes cuando Tor-Tu-Gor, se hallaba oculto en el otro lado del planeta. Desde el Cielo la estrella veía como los hombres y mujeres de Gor se complementaban para formar nueva vida, y empezó a sentirse completamente sola, pues la compañía mas cercana que tenía era otra estrella que se encontraba a años luz de ella.

    La tristeza por tanta soledad comenzó a hacerle mella, al cabo de un tiempo los Reyes-Sacerdotes observaron como comenzaba a pulsar al mismo ritmo que un corazón humano, "pum..., pum... pum", y que a cada latido su luz se apagaba un poco mas y se hacía mas y mas pequeña, hasta los hombres lo notaron porque por la noche empezaron a usar antorchas para iluminarse.

    Así que los Reyes-Sacerdotes subieron a los cielos a interesarse por la menguante estrella que languidecía en su pena.

    A su pregunta ella respondió que se hallaba muy sola, que no tenía una compañera cercana con quien compartir luz y calor, y que su corazón se enfriaba porque se sentía triste y que prefería mil veces pertenecer a alguno de aquellos hombres que vivían en esa tierra llamada Gor, a ser una bonita estrella brillante admirada por todos ellos en la distancia.
    Los Reyes-Sacerdotes al principio no la tomaron en serio ¿Como una estrella quería abandonar el Cielo para ser una simple y sencilla mujer?. Eso no es posible, decían.

    Pero la estrella en su pena fue perdiendo cada vez mas brillo hasta casi desaparecer.

    Fue entonces, cuando casi no quedaba estrella, que los Reyes-Sacerdotes se dieron cuenta que si no hacían algo, así 5 de ellos tiraron en distintas direcciones y de ellas moldearon un cuerpo de mujer, el mas hermoso que hallan visto sobre tierra alguna. Luego la llevaron a Gor, y uno de ellos, sacó una de las chispas de ella habían guardado, y que latía como el corazón humano y se la introdujo en su pecho, luego otro sopló por la nariz y le dio el aliento de la vida.
La estrella al verse mujer, daba las gracias a los Reyes-Sacerdotes, pero estos enfadados, le dijeron:
          - Ahora eres mujer, pero no lo serás de un solo hombre, pertenecerás a todos los hombres y ninguno de ellos te confesará amor; Los servirás y obedecerás sin cuestionarlos y su collar será tu señal de sumisión, dependerás de ellos para alimentarte, protegerte y sobrevivir.

    Ella se puso de rodillas agacho su cabeza para no mirarles a los ojos y dijo:
- Si... amos, lo que vosotros ordenéis. Esta.... esclava se rinde a todos los hombres.
Más tarde, ya como esclava, con el resto de chispas los Reyes Sacerdotes grabaron un Tor-Tu-Gor en su cadera izquierda, a la que los hombres llamaron "Dina", por ser tan parecida a esa flor, y tan abundante en Gor.

    Por ultimo aquella esclava fue entregada a los hombres.

    Y así fue, pequeño vulo, como nació la primer kajira.

    ...Pero lo que las leyendas no cuentan es que todavía no existían los médicos ni cura para la vejez en aquellos tiempos, así que la estrella sigue muriendo, reencarnándose y viviendo hasta nuestros días, sin recordar sus vidas anteriores. Y sabes que pequeño vulo, esa brillante estrella ahora reposa su cabeza sobre mi hombro, la joya mas hermosa jamas creada por los Reyes-Sacerdotes ahora lleva mi collar, hasta que la vida, o los Reyes-Sacerdotes nos separen...

 

 

DinaLC Nov.28.2016 2 1337
2 votos
Post info
DinaLC

media/images/membership/member.png 41 años, Bilbao Mujer Switch
Nov.28.2016 (hace 1178 dias)
Acciones
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina