___

LA HIJA DE LA NOCHE

Desperté con hambre y comencé a retirar la tapa del ataúd donde descansaba, estaba cansada de esta inmortalidad y del coste que estaba pagando por ello.

Había intentado formar y tener una familia y los había tenido que abandonar dado que ella no envejecía y su alimento completamente distinto ¡ La sangre !

Y sabía desde que la convirtieron los demonios que atacaron su país, allá en el Alto Nilo jamás tendría descendencia. A lo largo de los años y de los siglos arrastrándome por este mundo, sola en su especie o eso creía, viviendo sin vivir y ya estaba cansada.

Ella había sido una guerrera y como guerrera vivía, los enemigos que siempre había tenido eran una raza de hombres lobo que ya existían y que siempre la habían perseguido durante los cientos de años. Ahora su morada era la bodega de un barco anclado en el puerto de Nueva York, era el final de la gran guerra americana, la disolución de los Estados Esclavistas del Sur.

Las batallas, los muertos su alimento, no había tenido que matar a nadie desde entonces. Salí del barco mirando a todos lados y comencé a caminar saliendo del puerto internandome por las calles y callejuelas a la búsqueda de quién podría ser su alimento esta noche. Se dirigió hacia una de las tabernas donde solían frecuentar lo peor de la ciudad.

Entré sabiendo lo que me iba a encontrar, me dirigí a la barra y pedí una bebida y cuando me la sirvieron me giré dando la espalda al mostrador para observar quién podría ser mi nueva víctima, en una de las mesas habían unos cuantos sentados alrededor de ellas e hice que se fijarán en mi y después volví a girarme

Esta sola señorita?

La clásica pregunta de siempre.

Me llamo Fred la puedo invitar a la copa?

Me llamo Negros y si estoy sola no sabes desde cuándo y te acepto la copa.

Fred...eres muy hermosa para estar sola, quieres mi compañía?

No contesté, solo cogí la copa y me dirigí hacia una de las mesas que estaba vacía y el siguió detrás de mí. Nos sentamos y como cosa lógica lo primero que preguntó es que cuanto cobraba, ya que una mujer sola en estos antros tan solo se podían dedicar a la prostitución.

Depende de ti lo que te cobré, puede ser muy caro o muy barato, a ver cómo eres tú realmente. Empezó a contarme su historia y lo que contaba es como si fuera el mismísimo presidente y tan solo era escoria, que mientras miles de hombres habían luchado el tan solo se había dedicado a robar en las mansiones abandonadas o mataban a los que no habían querido abandonarlas.

Después de un tiempo de escuchar grandezas le dije que fuera a los baños y le diría el precio, a los pocos minutos me levanté y hice el mismo camino entrando por la misma puerta, al entrar dejé las dos pequeñas espadas que siempre iban conmigo y me acerqué muy lentamente a mi cena.

Me acercaba relamiéndose al notar como la vena de su cuello palpitaba, lenta muy lentamente me fui quitando la capa y dejé que me encerrará entre sus brazos, evitando sus besos y levantando una mano le agarré con fuerza del poco pelo que tenía.........

 

 

MARC_VNG Mar.17.2021 0 295
2 votos
Post info
MARC_VNG
media/images/membership/member.png Hombre Dominante
56 años, Villanova i la geltru
Mar.17.2021 (hace 59 dias)
Acciones
Publicidad
300x250