___

Descubriendome

Vi a aquella pareja besarse y yo pensé en la envidia que me daba.

Envidia de una relación, envidia del contacto humano, envidia de poder estar con una persona y que me de su cuerpo y yo darle el mío, pero lo que me excitaba, lo que de verdad me gustaba para los demás era una aberración. 

Y así fui cumpliendo años, teniendo miedo a expresar y hacer lo que muchas personas clasifican como correcto, entiéndase yo era un crió inexperto y poco aficionado a Internet, así que me daba miedo descubrir el mundo. Muchas chicas, jóvenes como yo, lo veían anormal y de lo que me estaba formando un complejo (bueno solo un par). Mi parte de dominante estaba latente desde muy joven pero la falta de conocimiento necesario me impedía crecer.

La frustración hubiera sido irreversible de no haber sido por una mujer, de la que ahora recuerdo y veo que el tiempo también cambia a las personas, pero no es del presente de esa mujer de la que ahora quiero recordar o de cosas que hicimos juntos, sino del pasado, cuando la cosa iba bien. Vengo a hablar de la mujer que era cuando tenía 22 años y un poco mas.

Esa mujer a mis ojos en ese entonces experta en todo me abrió los ojos. Yo no tenía nada más que 15 años cuando nos besamos por primera vez, y si era un beso casto, de un jovenzuelo que se enamoro de la persona que bailaba ante él.

Con esa mujer en un arranque de espontaneidad de esos que ya tenia a los 16 me dejo frío ante su reacción y fue el detonante para que yo dejara de tener miedo de disfrutar del sexo tal como me gusta. En pleno acto se me escapo un cachete, con otra chica se me había escapado pero con la primera al tener mi edad eso le corto el rollo bastante y dejé de ser su pareja para ser aquel rarito. (Los jóvenes a esa edad suelen ser muy crueles) Pero con esta yo paré en seco, fue una reacción temerosa por alguna represaría, La susodicha en este momento me dijo que no parase y que siguiera, yo no sabía muy bien como seguir así que intente retomar en donde lo deje.

Lo excitante de sentir mi mano sobre sus posaderas mientras yo la montaba como a una perra. Fue excitante, la parte dominante en mi en ese momento quería salir a explorar y ya de perdidos al río, aprovechando la coleta que llevaba la tome del pelo eso me enardeció y a ella aún mas…

Dejare lo que paso a continuación para vuestra imaginación ejercitar ya que el fin de este relato es decir como me descubrí a mi mismo como amo. Fue el tiempo y mi propia personalidad que me hizo evolucionar a lo que soy ahora. Recuerdo esa época y mi inexperiencia, me causa gracia el pensar en que esa mujer sin saberlo se transformaría en mi primera sumisa….

Y fue así como me descubrí a mi mismo como dominante….

Furanaoki Feb.28.2017 0 2158
2 votos
Post info
Furanaoki
media/images/membership/member.png Hombre Dominante
32 años, Cartagena
Feb.28.2017 (hace 1508 dias)
Acciones
Publicidad
300x250