.

.

___

Decíamos ayer (Reflexiones de un viernes 13)
"Si con un suspiro se te va la vida,
con muchos suspiros alcanzarás la eternidad"
"Anónimo"
 

 

Habitualmente leemos o conocemos experiencias BDSM que narran escenas, avances, retos, metas, etc., toda una serie de actividades dirigidas al adiestramiento y obtención de un mayor nivel de entrega y sumisión.

Es evidente que ese adiestramiento conlleva muchas interacciones que facilitan el conocimiento mutuo y esa confianza necesaria ¿Pero es esa la meta definitiva?, un adiestramiento continuo en el que se vayan superando objetivos y barreras y en el que vamos incrementando la dureza o complejidad de las situaciones como si se tratase de esa voz circense del "más difícil todavía".
¿Se necesita estar evolucionando constantemente como si nuestros esclavos/as o sumisos/as fueran una especie de pokemón que tienen que estar adquiriendo y demostrando continuamente nuevas habilidades o en caso contrario los devolvemos a la bolita y nos olvidamos de ellos?
Además esa situación del mencionado "más difícil todavía" va adquiriendo un aspecto de obligación dentro de la relación que pienso es muy nocivo porque nos lleva a partir de determinado momento a ordenar o realizar escenas o superar nuevos límites por inercia, sin que nos apetezca ni tengamos una idea clara que los justifique, pero pensamos que para afianzarnos en nuestro rol debemos demostrarlo permanentemente y la forma de hacerlo es estableciendo una serie de pautas o conductas periódicas (me refiero, por ejemplo, el establecer que todos los viernes se van a recibir un número de latigazos. Puede ser que cuando se impuso esa obligación fuese dentro del proceso de adiestramiento con un objetivo cierto, fortalecer la obediencia, el sentimiento esclavo, la entrega, etc., pero con el paso del tiempo ese objetivo ha sido conseguido y sin embargo seguimos realizando la misma práctica por costumbre, sin que nos paremos a pensarlo).
Personalmente pienso que el adiestramiento es muy importante pero no es el fin en sí mismo sino el medio de llegar a un nivel dentro de la relación de conocimiento mutuo, que una vez alcanzado se consolida en el tiempo y en el que a partir de ese momento se va enriqueciendo con nuevas experiencias, pero no bajo una dinámica de formación sino otra de diversión y disfrute que nos lleve a esa felicidad que es el verdadero fin de toda relación.
ArkadiusN Apr.14.2018 0 654
Comentarios
Ordenar por: 
Por pagina:
 
  • No hay comentarios todavía
1 votos
Post info
Apr.14.2018 (hace 587 dias)
Acciones
  • Tienda BDSM - Castidad-Mascaras-Fustas

  • Visitar su pagina