___

Cuando mi Amo entró en mi vida

Hoy es un día especial: siento la necesidad de proclamar a los cuatro vientos mi devoción por mi Amo Crossonborn, así que voy a contar cuándo le conocí

Conocí a mi Amo en internet y en seguida me di cuenta de que me había atrapado bien atrapada, y me gustaba  sentirme tan atrapada y tan dominada.

Cada vez tenía más urgencia y más dependencia de cumplir sus deseos tales como la de ponerme tampones, follarme como una loca con mi vibrador, que escribiera relatos de mis experiencias.... Pero su dominio fué más allá. Me pidió las claves de somoscd, travestisytrans y tuamo y  entró en ellas dejando bien claro que yo era su perra y que cualquier Amo que quisiera algo conmigo tenía que pedirselo a él. Ya sólo cuando me estaba contando sus intenciones me derretí, pero cuando lo ví escrito y las fotos que puso mías para que quedara claro que él era el Amo, casi me fui al séptimo cielo. sentía su control total en la distancia.

Un día me preguntó que si me gustaba la lluvia dorada y le dije que no lo sabía que nunca lo había probado, pero que estaba dispuesta  a hacerlo si él lo quería…y al poco tiempo estaba bañándome y bebiendo mi orina, mi elixir como la llamó él. Era un camino de aprendizaje al que me había entregado completamente.

 

Un día me mandó un mensaje: ¿podíamos quedar en Madrid? Por supuesto dije que sí. Y desde ese momento ya empecé a preparar el encuentro. Por la mañana me puse el corset y las medias y disfruté, como hacía mucho tiempo que no disfrutaba, caminando por la calle moviendo las caderas. Cuando llegó la hora, me puse el collar de esclava, y sobre el corset sólo un jersey con cremallera. Sus instrucciones eran bien claras: si llegaba yo antes al bar y él después, me levantaría y esperaría a que me permitiera sentarme. Si llegaba después, no me sentaría hasta que no me lo dijera. Mi imaginación estaba disparada. Ya me veía descubriéndome el pecho allí mismo y calzándome los zapatos. Nada de eso pasó. En cuanto nos reconocimos nos fuimos a un sex shop impresionante de la Calle Atocha. Esto era nuevo para mí

 
Entramos en una cabina de esas que pone que es de uso individual pero que supongo que en pocas ocasiones habrá una sola persona en su interior. En seguida me metió su lengua húmeda, carnosa y ávida. Me desvestí y me puse los zapatos. Yo estaba completamente feliz. Se la chupé con delirio. Él no hacía más que gemir y yo no hacía más que disfrutar del momento. Me contorneaba, subía bajaba, me restregaba. Cuando él empezó a chupármela, yo le acariciaba la cabeza con las manos y el muslo de la pierna que tenía sobre la butaca. Me hizo algunas fotos, cosa que me volvió loca.

Después volví a chupársela, de rodillas ante él, hasta que se corrió sobre mi, tras lo cual nos vestimos y nos fuimos.

Charlamos un rato por la calle y luego nos despedimos. A los pocos días me envió las fotos que había hecho y sentí crecer en mi interior la necesidad y el ansia de servirle.

 

maytesumisatrav Jan.31.2018 2 1385
0 votos
Post info
maytesumisatrav
media/images/membership/member.png TV-TS-TG Sumisa
58 años, Toledo
Jan.31.2018 (hace 1000 dias)
Acciones
Publicidad
300x250