___

CILICIO

CIlicios ~ El placer De Las Penitencias

 

HISTORIA Y USOS RELIGIOSOS

 

El cilicio, del latín cilicĭum, designaba antiguamente a un saco o vestidura áspera usado para las penitencias. Se llama así porque la materia usada -piel de cabra o de camello- provenía en su mayor parte de Cilicia (zona costera de Anatolia). Éste evolucionó con el paso del tiempo a la versión actual del cilicio como faja de cerdas o de cadenillas de hierro con puntas, ceñida a la piel. En esta versión también se llama en el ámbito religioso “catena” (cadena).

 

Su idea no es, en el ámbito religioso, la de provocar sangre, sino que mediante esa presión constante y la molestia que conlleva se buscaba recordar y compartir el sufrimiento de Cristo. En tiempos bíblicos era usado para expresar duelo, desastres personales, nacionales o familiares. Era un modo de manifestar dolor y sufrimiento, así como se usaba también como penitencia para expiar los pecados o para pedir misericordia. En otros casos era una señal de humillación para los poderosos, puesto que era una prenda económica con la que se humillaban pidiendo perdón.

 

Hoy en día sigue presente en algunas órdenes. En la Regla de los cartujos y las carmelitas se prescribe su uso, mientras que en otras su uso es voluntario o puntual (por orden del director espiritual). En el Opus Dei, por ejemplo, los numerarios tienen la recomendación de usarlo diariamente durante dos horas excepto domingos y festivos, si bien no todos siguen esta recomendación.

 

LOS CILICIOS EN EL BDSM

 

No me atrevo a lanzar estadísticas de uso, en realidad, no sé cuáles son. Lo cierto es que es un objeto fácil de adquirir (tanto en conventos de clausura como en tiendas especializadas) y de hacer, por no hablar de que estéticamente es muy bonito, así que supongo que su utilización debe estar bastante extendida.

 

A mí me encanta. Diría que es una de mis "herramientas" preferidas. Empecé a investigar sobre él hasta el punto de que me enamoré de cada fotografía. Fue tal mi fascinación que mi Amo me hizo dos, uno más grande y otro más pequeño. Casi me muero de amor al verlos.

 

La sensación es... fascinante. Cuando te lo colocas y lo ajustas, sientes como las púas van apretando la piel de una manera deliciosa, hasta que se vuelven pequeñas y permanentes punzadas. Es una sensación maravillosa. En el muslo vas sintiendo el dolor al caminar, un dolor soportable, pero imposible de obviar. A cada paso, a cada movimiento con la pierna, el cilicio se clava más y te provoca muecas de dolor que cuesta aprender a disimular. Cuando lo retiras, el dolor aumenta. La piel, llena de arañazos, pequeñas marcas sangrantes e incluso puede que algún pequeño moratón, tarda en calmarse, y las heridas seguirán doliendo un tiempo. 

 

También lo he llevado en el antebrazo. La sensación ahí es más difícil aún de explicar. La molestia y la presión son más constantes (yo lo usé en mi brazo dominante, es decir, en mi caso en el derecho), también las muecas de dolor, y el recordatorio de la penitencia. Es realmente muy excitante sentirlo presionar la carne cada vez que haces un movimiento con el brazo o la mano (saludar, agarrar algo o incluso cuando alguien te roza el brazo al pasar o te toca el lugar sin querer al hablar contigo). 

 

Respecto al tiempo de uso os recomiendo estar atentos si lo lleváis por un espacio de tiempo prolongado, porque a veces puedes acostumbrarte al dolor y no darte cuenta de que hay problemas, así que estaría bien que le echárais un ojo de vez en cuando. Como véis los miembros del Opus Dei lo llevan dos horas al día. Yo lo llevé una tarde hasta la madrugada sin problemas y he leído casos de su uso continuado durante varios días, así que no parece que haya demasiados problemas. 

 

Quedan unas marquitas monísimas y la experiencia es maravillosa, lo recomiendo encarecidamente. Creo que no se necesita tener un umbral del dolor muy alto y además se puede modular mucho a través de cuánto lo ajustes y cuánto tiempo lo lleves. 

 

Gracias por leer. 

 

Información sacada de la red. Blog Pensamientos en la Mazmorra.

pytusumi{[Adiestrador2011]} Jun.29.2020 4 63
10 votos
Post info
pytusumi{[Adiestrador2011]}
media/images/membership/1453199367.png Mujer esclava
44 años, Valencia
Jun.29.2020 (hace 15 dias)
Acciones