___

Beso negro

 

Escucha, le dije,

¿Por qué no me metes
la lengua en el culo?
No, dijo ella.
Bueno, dije yo, ¿Si te meto mi lengua
en tu culo primero, lo harás tú luego?
Vale, dijo.
Metí mi cabeza por abajo
y observé,
separé un poco sus nalgas,
luego saqué mi lengua…
Ahí no, oh, ahahah, ahí no,
¡no es el lugar apropiado!, dijo ella.
Ustedes mujeres tienen más agujeros que
un queso suizo. Pensé.
No quiero que lo hagas, me dijo.
¿Por qué?
Bueno, luego me tocará hacerlo a mí
y entonces en la próxima fiesta
tú le contarás a todos que te lamí el culo
con mi lengua.
Bueno, supón que prometo no contarlo.
No, se que te emborracharás y lo contarás.
O.k., le dije, date la vuelta,
La meteré en el otro lado.
Ella se giró y metí mi lengua
en ese otro lado.
Estábamos enamorados,
Estábamos realmente enamorados,
a menos que contase en las fiestas
que no estábamos enamorados
de los agujeros de nuestros culos.
Ella quiere que yo le escriba un poema de amor
pero yo pienso que si la gente no puede amar
los agujeros de sus culos,
y sus pedos,
y sus mierdas,
y sus partes horribles
igual que aman las partes buenas
entonces no es amor completo y verdadero.
Por eso en cuanto al amor se refiere
y en cuanto a lo escrito hasta aquí,
tendrá que bastarle con este poema.

Charles Bukowski

sunev May.14.2020 0 91
3 votos
Post info
sunev
media/images/membership/1453199367.png Hombre Fetichista
42 años, Zaragoza
May.14.2020 (hace 22 dias)
Acciones