___

Besame

- Hoy solo quiero tus besos..

La sumisa juguetona y deseosa de su amo, revoloteando a su alrededor en la cama. Una orden que puede interpretarse de miles de maneras. Un brillo travieso en su mirada la delató.

- Hoy solo quiero tus besos en mis labios. - ya se van conociendo y no le iba a sorprender, además el amo tenia que pensar detalles de la nueva práctica en la que iba a iniciar a su Retobada. 

Ella lo empezó a besar de forma tierna, quería provocar a su amo para que la forzara a un beso más apasionado, queria que su amo fuera el precursor de alguna noche movida en la que ella terminaria desmadejada a sus pies. No lo consiguió, los besos resultaban bastantes eróticos y aunque ella había empezado suave, estaba empezando a dejarse llevar, se puso encima de él y empezó a restregar su ya algo húmeda vagina en los boxer de su amo. No era indiferente a sus besos. Si a ella le estaban poniendo como una moto a él le pasaba más de lo mismo, su miembro duro aún guardado. No sé daría por vencida. Tenía prohibido tocar el miembro de su amo hasta que el no se lo ordenará. 

Su amo en aprietos volvió a tomar el control, cogió su nuca y la besó desaforada mente. Tironeo su pelo para dejar accesible su cuello. Tomo impulso y ella no supo cómo terminó debajo de sus fuertes brazos. Pero le gustó, su amo tomo esas maneras suyas de hacer con su cuerpo lo que el deseara. Aún así no era lo mismo. Los besos no pararon, ella sujeta por las muñecas y aguantando la lengua de su amo en la suya. Su amo habia colocado su pierna estrategicamente para que se restregara con su ya húmedo coño. Ella no paro de hacerlo. Su amo no era tonto, la provocó un más ya que sus pezones despues de la ultúlt sesión estaban más sensibles con sus manos.

- Ahora mismo estás atada con una cuerda invisible, si bajas las manos sabré que las has roto y termino con este juego. Entiendes?

- Si mi amo. - Como podía su amo dejarla así? Esas ataduras verbalizadas las sintió en su piel y el poder de su amo se maximizo igual a su exitación.

Su amo seguîa restregando su muslo en su ya muy hinchado clítoris. Empezó a jugar con sus pezones. Humedeció los dedos después de comerse esas tetas. Siguió ella estaba en la gloria.

- Mi amo, puedo correrme?

- No. -  Aumento las caricias con sus dedos utilizando la propia boca de la sumisa para humedecer sus dedos y hurgar en su interior. La mano del amo fue a su vagina. Y empezó a hacer estragos. El tiempo pasaba y ella se retorcía de placer. Se sentía expuesta con los brazos arriba pero era su amo el que la guiaba.

- Mi amo, puedo correrme? Por favor.

- No. - La beso en la boca, los besos pasaron a su cuello y cuando pellizco uno de sus pezones mordió su cuello. Ella estaba ida desenfrenada bajo los brazos solo un momento. Y el el mordió su pecho. 

- Arriba esos brazos. - Ella los subió rapidamente pero después de esas caricias sus dedos se hundían en su ya palpitante vagina.

- Mi amo se lo suplico, por favor se lo ruego deje que me corra........

..........

..........

...........

...........

..........

- Ahora bésame mi pequeña.

Ella se acurrucó. Empezó a besarlo y se quedó dormida pero en sus sueños siguió besando a su Amo.

Furanaoki Mar.03.2018 0 1207
0 votos
Post info
Furanaoki
media/images/membership/member.png Hombre Dominante
32 años, Cartagena
Mar.03.2018 (hace 970 dias)
Acciones
Publicidad
300x250